Más

Suscribirse

Redes Sociales

Mueren 8 soldados, 33 civiles y más de 80 terroristas en dos ataques en Burkina Faso

Al menos ocho soldados, treinta y tres civiles que ayudan al Ejercito en la lucha antiterroristas y más de ochenta terroristas murieron en Burkina Faso esta semana en dos ataques yihadistas, informaron hoy las Fuerzas Armadas burkinesas.

El pasado martes, una unidad militar del Grupo de Fuerzas del Sector Oeste (GFSO) sufrió una emboscada cerca de la ciudad de Tia, en la provincia de Mouhoun, en la región occidental de Boucle du Mouhoun.

“La enérgica respuesta de los elementos (militares) permitió neutralizar a más de treinta terroristas. También se recuperó su armamento y material rodante. Durante los combates, lamentablemente ocho soldados resultaron heridos de muerte y otros nueve fueron heridos”, afirmó el Ejército en un comunicado.

El otro ataque ocurrió el pasado lunes, cuando voluntarios para la defensa de la patria (VDP, civiles que colaboran con las Fuerzas Armadas en la lucha antiterrorista) de Noaka, en la provincia de Sanmatenga, ubicada en la región Centro-Norte, reaccionaron a un ataque terrorista dirigido contra sus posiciones.

“Estos VDP neutralizaron así a una cincuentena de terroristas y recuperaron una gran cantidad de equipo, incluyendo armamento pesado, rifles de asalto, municiones, motocicletas y medios de comunicación. Desafortunadamente, treinta y tres VDP hicieron el sacrificio supremo durante esta respuesta”, explicó la nota oficial.

Burkina Faso sufre frecuentes atentados yihadistas desde abril de 2015, perpetrados por grupos ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico, sobre todo en el norte de su territorio.

El país encajó dos golpes de Estado en 2022: uno el 24 de enero, dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, y otro el 30 de septiembre, cometido por el capitán Ibrahim Traoré, quien dirige actualmente el país.

Las dos tomas del poder por los militares tuvieron lugar tras el descontento entre la población y el Ejército por los ataques yihadistas, que han forzado el desplazamiento de más de dos millones de personas, según los últimos datos del Gobierno.

El pasado 1 de junio, el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) advirtió de que, por primera vez, Burkina Faso encabeza la lista de las crisis de desplazamiento más desatendidas del mundo, mientras se ha reorientado la ayuda y atención humanitaria hacia Ucrania. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *