Movimiento indígena de Ecuador pide un diálogo público con el Gobierno de Lasso

72 vistas
6 min lectura
Fotografía: EFE

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) aceptó este domingo acudir a una reunión de diálogo el próximo miércoles con el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, y exhortó al Ejecutivo a que las conversaciones sean públicas.

Así lo informó el Consejo de gobierno de la Conaie, que realizó una evaluación este fin de semana de las jornadas de protestas del 26, 27 y 28 de octubre pasado, en contra de una subida en el precio de las gasolinas y el anuncio de privatizaciones y reformas laborales consideradas «antiobreras».

El grupo indígena, que es la mayor fuerza social del país, en un comunicado ratificó su «voluntad de diálogo, como un mecanismo para que las demandas de los sectores sociales sean escuchadas y, sobre todo, obtengan las respuestas favorables que la ciudadanía anhela».

La Conaie, presidida por Leonidas Iza, dijo que asistirá a la reunión de diálogo organizada por Lasso, pese a que éste, en una reciente entrevista en España, dijo que dialogaría con la organización indígena, pero no con su líder, al que calificó de «anarquista».

No obstante, la invitación efectuada por Lasso está dirigida al presidente de la Conaie, con quien ha mantenido un permanente forcejeo político.

A la mesa de diálogo la Conaie acudirá acompañado por dirigentes de las centrales sindicales Frente Unitario de Trabajadores y Frente Popular, de otros grupos indígenas como la Federación de Indígenas Evangélicos (Feine) y de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin); y del llamado Parlamento Plurinacional de los Pueblos.

La Conaie exhortó al Gobierno a que el diálogo «sea público, para que exista transparencia y verdadera participación democrática» y ratificó que mantendrá el pliego de seis puntos que ya presentó en otra cita similar el pasado 4 de octubre.

Las demandas incluyen la «revisión de los precios de los combustibles» y la derogación de los decretos ejecutivos que liberan el valor de los carburantes.

También exige la «moratoria, renegociación de las deudas y reducción de las tasas de interés del sistema financiero», así como la garantía de «precios de sustentación y compras públicas de los productos campesinos».

Los grupos sociales demandan «políticas públicas concertadas» con ellos para la «generación de empleo digno» y para «frenar la precarización laboral».

La Conaie, asimismo, propone la moratoria a la ampliación de la frontera petrolera y dice «no a los proyectos mineros a cielo abierto» o de «megaminería», por los impactos ambientales y sociales que suponen.

Los indígenas también se suman al rechazo sindical de «toda forma de privatización de los sectores estratégicos», que el Gobierno aspira impulsar para cumplir con metas económicas, algunas de ellas ligadas a acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el proceso de conversaciones con el gobierno, la Conaie también ha resuelto activar una «Vigilia por el diálogo», con el ejercicio del «derecho a la resistencia» y movilización para el próximo miércoles, que incluirá «acciones pacíficas».

Con ello, «velaremos por respuestas reales y oportunas a nuestras demandas y de los sectores populares», precisó el Consejo de gobierno de la mayor organización de pueblos ancestrales del país.

Por otra parte, la Conaie exhortó al Gobierno a «dar inmediata aclaración» de las acusaciones por el caso Papeles de Pandora y los nexos del presidente Lasso con inversiones en paraísos fiscales, según se desprende de una investigación periodística y un informe no vinculante elaborado por una comisión legislativa.

Asimismo, conminó al gobernante a no «seguir escudándose» en adjetivaciones irreales hacia opositores a su Gobierno, contra quienes ha usado términos como «triunviratos, desestabilización y golpes de Estado», cada vez que se le pide que diga la verdad sobre las acusaciones que han aparecido en su contra.

Finalmente, el Consejo de gobierno de la Conaie hizo un llamamiento a todos los sectores sociales del país para levantar sus voces cuando haya amenazas contra la economía familiar, el futuro de los hijos o la soberanía nacional.

También pidió a los legisladores del Movimiento Pachakutik, considerado el brazo político de la Conaie, para que actúen apegados al proyecto político de los pueblos y nacionalidades indígenas del país y «en beneficio de los sectores sociales populares».

El documento del Consejo de gobierno de la Conaie está suscrito por su presidente Leonidas Iza, y los líderes de sus filiales Ecuarunari (pueblos de la sierra andina), Carlos Sucuzhañay; de la Confeniae (Amazonía), Marlon Vargas; y de la Conaice (costa), Javier Aguavil.

Te puede interesar: Indígenas de Ecuador aplauden a la líder mapuche del Constituyente de Chile

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

El 81,5 % de habitantes del conflictivo sur de Chile aprueba la militarización

Siguiente noticia

Costa Rica desconoce el proceso electoral realizado en Nicaragua