Más

Suscribirse

Redes Sociales

Moody´s advierte sobre “consecuencias negativas” para Israel por polémica reforma judicial

La agencia de calificación financiera Moody´s advirtió sobre un “riesgo significativo” para la estabilidad de Israel y “consecuencias negativas para la economía”, tras la aprobación la víspera de una ley fundamental de la polémica reforma judicial que impulsa el Gobierno israelí.

La agencia mantuvo la calificación “A1” y la perspectiva crediticia del Estado judío en “estable”, después de reducirla desde la categoría de “positiva” en abril, citando un “deterioro del gobierno de Israel” y la polarización del país que trajo la reforma, impulsada por el gobierno con el objetivo de debilitar la independencia de la Justicia y otorgar más poder al Ejecutivo.

El lunes, el Parlamento -donde la coalición gubernamental tiene mayoría- aprobó de una de las leyes clave de esta reforma judicial, en medio de multitudinarias manifestaciones de protesta que tuvieron momentos violentos.

Además, grupos de la sociedad civil presentaron recursos ante el Tribunal Supremo contra lo que consideran una “ley inconstitucional”, pues la legislación anula la doctrina de la razonabilidad, que permitía al Supremo revisar y revocar decisiones o nombramientos gubernamentales que considerara no razonables.

Este contexto “aumenta el riesgo de una crisis constitucional entre el poder Ejecutivo y el Judicial”, y existe “un riesgo significativo de que continúen las tensiones políticas y sociales, con consecuencias negativas para la economía y la situación de seguridad de Israel”, estimó Moodys.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, y su ministro de Finanzas, el ultranacionalista Bezalel Smotrich, calificaron la postura de Moody’s como “una reacción momentánea”, argumentando que “cuando el polvo se asiente quedará claro que la economía de Israel es muy fuerte”.

“La economía israelí se basa en fundamentos sólidos y seguirá creciendo bajo un liderazgo experimentado que está promulgando una política económica responsable”, subrayaron en un comunicado.

La agencia Morgan Stanley rebajó la perspectiva crediticia de Israel, señalando que el gobierno ha reafirmado la trayectoria de su economía en una dirección que probablemente asuste a los inversores, y pronosticó que el shekel continúe depreciándose.

La moneda israelí se devaluó por segundo día consecutivo al cerrar en 3,62 shékels por dolar contra los 3,71 registrados al comenzar el día.

En tanto, el índice de referencia TA-125 de la Bolsa de Valores de Tel Aviv ha bajado un 2,5% en el día, tras haber perdido casi un 10% desde noviembre del año pasado.

Desde que el Gobierno anunció su reforma judicial en enero, cientos de economistas, expertos y ejecutivos en Israel y el extranjero han advertido que la reforma conducirá a una fuerte caída de la inversión extranjera debido a la falta de estabilidad.

El 68% de las empresas emergentes de Israel ya han empezado a retirar reservas de efectivo, reubicar su sede fuera del país, trasladar empleados al extranjero y realizar despidos por los efectos inminentes de la reforma judicial, según un reciente informe de Start-Up Nation Central, que monitorea el sector.

La economía de Israel creció 6,5 % en 2022, en gran medida por la pujante industria de la alta tecnología, que representa más del 18% del PIB y casi el 50% de las exportaciones; aunque ese sector fue uno de los primeros en unirse a las protestas masivas contra la reforma.

“Las inversiones de capital de riesgo en empresas israelíes de alta tecnología han disminuido considerablemente, y el sector recaudó 3.700 millones de dólares en los primeros seis meses del año, la cifra más baja desde 2019”, advirtió Moody’s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *