Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ministerio de Cultura ofrece reprogramar visitas a Machu Picchu o devolución de pago

Pixabay
Pixabay

El Ministerio de Cultura de Perú ofreció la reprogramación de las visitas a Machu Picchu o la devolución del pago por las entradas a los turistas que resulten afectados por la suspensión de los trenes de acceso al parque arqueológico por las protestas a raíz de la venta digital de estos boletos.

El ministerio informó que, ante la reciente decisión de los operadores del tren de acceso a Machu Picchu de suspender temporalmente sus operaciones por razones de seguridad, “se brindarán facilidades a los visitantes que hayan adquirido boletos con fecha de visita a partir del 25 de enero y durante el período en el que no puedan realizar su visita debido a las circunstancias mencionadas”.

“Dichos visitantes podrán acceder al sitio durante el año 2024 con los boletos adquiridos”, precisó.

Además, indicó que “se garantiza el acceso regular a la Llaqta de Machu Picchu, siguiendo los horarios establecidos” a los visitantes que ya se encuentren en el pueblo de Machu Picchu.

Para los turistas que no pudieran reprogramar sus visitas, el ministerio agregó que podrán pedir la devolución del valor de los boletos a través de la mesa de partes de la Dirección de Cultura de Cuzco presentando los documentos que respaldan la compra.

Varios grupos de pobladores y de operadores turísticos de Machu Picchu iniciaron este jueves un paro indefinido por la venta digital de entradas a la ciudadela inca, en lo que consideran una terciarización del servicio por parte del Ministerio de Cultura y bloquearon sus accesos, lo que ha provocado que se suspendan los trayectos en tren al monumento.

La Fiscalía pidió a los manifestantes que no bloqueen las vías y no dañen la propiedad pública y privada, ya que esto supone un delito.

A su vez, el gobierno regional de Cuzco pidió este viernes al Ministerio de Cultura anular el acuerdo con la empresa Joinnus, que desde hace unos días es responsable de la plataforma para la venta de entradas al Machu Picchu y que sea su propia administración quien se encargue de esta función.

Por su parte, Joinnus emitió un comunicado en el que afirma que renunció voluntariamente a percibir una comisión por cada entrada al Machu Picchu por un lapso de seis meses, fecha cercana al fin de su orden de servicio con el Ministerio de Cultura.

La compañía rechazó “tajantemente las afirmaciones que indican que se trata de un proceso de privatización”, y señaló que Joinnus “no es dueño, ni tampoco busca serlo, de ningún servicio asociado a Machu Picchu”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *