Más

Suscribirse

Redes Sociales

Miles de fieles acompañan a Jesús de la Misericordia en el oeste de Venezuela

Miles de fieles salieron a las calles de Maracaibo, capital del estado venezolano Zulia (noroeste), a acompañar a Jesús de la Misericordia en una procesión que recorrió varios kilómetros de la ciudad, la segunda movilización católica más importante de esta región fronteriza con Colombia, luego de la bajada de la Virgen de Chiquinquirá, en octubre.

La imagen del Jesús misericordioso, cargada a hombros, salió de la iglesia La Consolación, de donde partió la procesión, que recorrió unos 4,5 kilómetros hasta el sector Grano de Oro, donde se llevó a cabo la eucaristía, presidida por el arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje.

José Luis Matheus, presidente de la Fundación María Camino a Jesús, dijo a periodistas que las calles de la ciudad estuvieron “desbordadas de fe, de esperanza, de gente” que recurrió, “con confianza, a la misericordia de Dios”.

“(Hay) muchísima devoción, mucha alegría (…) Estamos muy agradecidos y llenos de alegría porque se ve que es una fiesta de todos”, expresó Matheus, con quien coinciden los devotos.

Para Blanca Rivas, quien tiene 14 años asistiendo a la caminata, es “una emoción” que la deja “sin palabras”.

“Es algo que no tiene comparación, no hay palabras para expresar lo que uno siente en el momento que estás viviendo. Aquí viene Maracaibo entero, en esta procesión se une completamente Maracaibo, y el que no viene lo está viendo por la televisión”, señaló Rivas, quien pidió por la mejora de la situación del país.

A través de Twitter, el gobernador de Zulia, Manuel Rosales, pidió a Jesús de la Misericordia que “derrame amor y bendiciones en cada persona que hoy padece de sufrimiento y tristeza”.

“¡Día de júbilo! Alabado sea tu corazón, Jesús de la Misericordia. (…) Sé el camino hacia la luz, felicidad”, expresó el funcionario, quien agregó que el evento es una “majestuosa procesión de amor” que guía al pueblo “hacia la reconciliación y la prosperidad del Zulia”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *