Más

Suscribirse

Redes Sociales

Migrantes varados en la frontera sur de México protestan por el Día del Refugiado

Más de 20 organizaciones civiles y cerca de 400 migrantes refugiados varados en la frontera sur de México marcharon por el Día del Refugiado en medio de un récord de solicitantes de asilo en el país y críticas a las autoridades por la lentitud de trámites.

La manifestación, llamada “Un encuentro sin fronteras”, salió del Parque Bicentenario de Tapachula, en el límite de México con Guatemala, y recorrió una decena de calles hasta el Centro de Desarrollo Comunitario (CEDECO) con pancartas.

“Exigimos un trato digno al migrante”, “no a la discriminación contra las refugiadas”, “no son criminales e invasores”, y “las personas refugiadas necesitamos protección, no detención”, fueron algunas de las consignas de los manifestantes.

Héctor López, migrante de Honduras, se unió a esta marcha para conmemorar el Día mundial de las Personas Refugiadas tras huir de su país por la presencia de pandillas.

Este migrante llegó hace cinco meses a Tapachula, donde empezó a trabajar para sostener a su familia.

Remarcó que con esta marcha buscan mejores tratos y empleos porque cuando llegó no les brindaban trabajo y les pagaban un salario bajo.

“Tengo visa de visitante, pero estoy aplicando a la permanente, me siento feliz, tranquilo de estar en Tapachula, sin miedo, la comida, todo, hay oportunidades. Claro, seguimos trabajando, esta marcha es para que las personas sepan que es el Día del Refugiado y traten de apoyarnos a nosotros”, contó a EFE.

La marcha ocurre después de que las solicitudes de refugio en México subieron casi 30 % en el primer trimestre de 2023, hasta un récord de 37.606, según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

La coordinadora del Servicio de Jesuitas y Refugiados, Karen Martínez, estableció que Chiapas es el estado con la mayor recepción de solicitudes de refugio al señalar que en Tapachula hay unas 26.000 personas extranjeras en este año y, de ese número, un 40 % son refugiadas.

Chery Agnes, una migrante originaria de Haití, se unió a esta jornada de movilización pacífica contra la discriminación.

Esta mujer era futbolista y su sueño es seguir jugando este deporte donde le brinden una oportunidad.

“Me gusta todo, soy futbolista y trabajo con mi cuerpo porque soy modelo”, indicó. “Soy lesbiana y soy una persona muy tranquila y vengo para acá para demostrar que tenemos derechos”, añadió.

Pierre-Marc René, asociado de Información Pública del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Tapachula, explicó que en México más 250.000 personas han solicitado asilo en los dos últimos años y eso implica mucha presión porque el 70 % de las solicitudes se hace en Tapachula y Palenque, Chiapas. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *