Más

Suscribirse

Redes Sociales

Miami Beach rechaza otro toque de queda tras tiroteos en el “spring break”

Los comisionados (concejales) de Miami Beach, en Florida (EE.UU.), rechazaron este lunes por mayoría la imposición de un nuevo toque de queda previsto para el próximo fin de semana tras dos noches consecutivas de tiroteos que dejaron dos muertos y dos heridos durante el denominado “spring break” (vacaciones de primavera).

Tras los tiroteos, las autoridades de la ciudad balneario decretaron el domingo el estado de emergencia y un toque de queda durante unas horas.

En una reunión de emergencia, los concejales votaron hoy 4-3 para rechazar la imposición de un nuevo toque de queda que estaría delimitado al turístico barrio de South Beach entre el jueves 23 y el lunes 26 de marzo, tal como lo propusieron las autoridades al consejo de la ciudad y que hubiera coincidido con el Ultra Music Festival de Miami, que atrae a miles de aficionados a la música electrónica.

“Un toque de queda no es una solución a largo plazo. Nos estamos desquitando con las empresas respetuosas de la ley”, dijo el comisionado Ricky Arriola, según NBC6.

Las autoridades de Miami Beach decretaron el pasado domingo el estado de emergencia e impusieron un toque de queda en la zona turística que entró en vigor a partir de la medianoche del domingo y hasta las 6.00 hora local (11.00 GMT) del lunes.

Según explicó en un comunicado la ciudad balneario, el toque de queda se impuso “en respuesta a los dos tiroteos y a las multitudes excesivamente grandes e ingobernables, y para mitigar conductas peligrosas e ilegales”.

El vicealcalde de Miami Beach, Steven Meiner, señaló tras la decisión de los concejales que es “inaceptable” la violencia que suele manifestarse especialmente en South Beach.

“Somos una ciudad bastante segura, pero tenemos un par de fines de semana al año que nos crean un problema. Sucede todos los años. Es por eso que tenemos que tomar medidas enérgicas contra esto”, dijo Meiner, recoge por su parte el canal local CBS4.

“Tenemos que asegurarnos de sacar las armas ilegales de las calles, hay demasiados incidentes. Vienen miles de personas y el 99 por ciento se divierte. Son un par de incidentes los que lo arruinan”, insistió.

El toque de queda del domingo se impuso tras el intercambio de disparos que se produjo la noche del viernes en una concurrida intersección de South Beach que dejó una persona muerta y otra gravemente herida.

A su llegada al lugar de los hechos, los oficiales de la Policía encontraron a dos hombres con heridas de bala, quienes fueron transportados a un hospital local, donde poco después uno de ellos finalmente pereció.

Un tercer sospechoso fue detenido por los agentes, quienes recuperaron tres armas de fuego en la escena.

A cuatro calles de donde ocurrió ese hecho, un área repleta de bares y discotecas, la madrugada de este domingo se produjo un nuevo tiroteo que se saldó con un hombre muerto y otro herido, según informó la Policía local.

En este segundo tiroteo un hombre fue arrestado como sospechoso y el arma homicida fue hallada en las inmediaciones. La policía identificó al sospechoso como Dontavious Leonard Polk, de 24 años, de Fort Lauderdale, ciudad ubicada al norte de Miami.

Polk fue detenido por un cargo de asesinato en primer grado que, según investigadores citados por medios locales, parece haber sido un crimen ejecutado al azar.

Según funcionarios de la ciudad, al menos 70 armas han sido confiscadas en Miami Beach en las últimas tres semanas y realizados al menos 322 arrestos por una variedad de cargos que fueron reportados entre el 27 de febrero y el domingo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *