Más

Suscribirse

Redes Sociales

México registra un decepcionante crecimiento de 4,8 % del PIB en 2021

Ciudad de México, 31 ene.- La economía mexicana creció 4,8 % en 2021, un dato que decepciona por ser menor al 6 % que esperaba el Gobierno y que causa debate entre especialistas por una posible recesión tras la contracción en dos trimestres consecutivos.

El producto interior bruto (PIB) de México decreció un 0,1 % trimestral entre octubre y diciembre, lo que se suma a la caída de 0,4 % de julio a septiembre, según los datos preliminares divulgados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Pese al repunte económico en la primera mitad de 2021, los servicios cayeron un 0,7 % trimestral en el último periodo, con un crecimiento de apenas 0,4 % en la industria y de 0,3 % en la actividad agrícola, según las cifras desestacionalizadas del Inegi.

En todo el año, con base en cifras originales, el país tuvo un crecimiento anual de 4,8 % apoyado por el crecimiento del sector industrial (6,5 %), el de servicios (4 %) y el agrícola (2,9 %).

Este crecimiento ocurre después de la contracción histórica de 8,2 % del PIB causada en 2020 por la crisis de la covid-19, que ha dejado más de 4,9 millones de casos y 305.000 muertes en México, la quinta cifra más alta del mundo.

“Aunque se escucha un crecimiento muy alto, no deja de ser un efecto rebote”, advirtió a Efe Gabriela Siller, directora de análisis económico del Banco Base.

“ESTANFLACIÓN”

El Gobierno esperaba crecer 6 % anclado en el comercio exterior, en particular en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), además de un consumo motivado por la ausencia de restricciones por la pandemia y la vacunación.

En contraste, las cifras muestran un decrecimiento de México en la segunda mitad del año aunado a la inflación general de 7,36 % de 2021, la más alta en 20 años, por lo que el país ha entrado en una “estanflación“, algo que no ocurría desde la década de los 80, según Siller.

“México no recuperará el nivel de PIB precrisis hasta 2024 y en términos per cápita hasta el 2026. Inclusive se habla de que México ha caído en una estanflación, que es la combinación de estos dos eventos económicos, que es el estancamiento económico y una alta inflación”, explicó.

La economía mexicana padeció a lo largo de 2021 las olas de las variantes delta y ómicron, además de los cuellos de las cadenas de valor y escasez de insumos que afectaron a la industria, en particular al sector automotor.

Y también hay factores internos, matizó Siller, quien señaló que México está entre las 16 economías de las 50 más grandes del mundo que aún no terminan de recuperar su nivel prepandemia.

“La caída del PIB en el último trimestre del año estuvo determinada por la crisis del coronavirus, pero también por otros factores como la alta inflación, la inseguridad en México y las políticas económicas que han generado incertidumbre”, indicó.

Analistas temen que México no aprovechó el crecimiento de su mayor socio comercial, Estados Unidos, que reportó un aumento de 5,7 % del PIB en 2021, el más alto desde 1984.

“A pesar de haberse beneficiado de condiciones externas favorables, la economía de México mostró claros signos de debilidad en la segunda mitad del 2021, reportando un desempeño más débil que el observado en otros países de la región”, comentó Renzo Merino, analista de Moody’s, en una nota a medios.

¿RECESIÓN?

La contracción de México ha despertado un debate sobre una posible recesión.

BBVA México reconoció que en el país no existe una definición sobre recesión, pero en Estados Unidos se define como dos caídas trimestrales consecutivas, como lo experimentado por la economía mexicana.

Ricardo Aguilar, analista de Invex, también advirtió en un análisis divulgado a medios de una “recesión técnica”, aunque el subgobernador del Banco de México (Banxico) Jonathan Heath consideró que se requieren tres criterios que aún no se cumplen por completo: duración, profundidad y difusión.

“Hay muchos economistas que se cuestionan si la economía mexicana entró en una nueva recesión por tener dos trimestres consecutivos de contracción secuencial. También cabe la posibilidad de que la recesión iniciada en 2019 o 2020 no hubiera concluido”, añadió Julio A. Santaella, expresidente del Inegi.

Mientras el debate persiste, el consenso es que a México le espera un año difícil.

“Sin importar quién gano, las y los mexicanos perdimos: nuestra economía tiene un tamaño similar al que tenía en 2016”, lamentó en un informe Brenda Flores, investigadora de análisis económico de la agrupación México ¿Cómo vamos?.

Pedro Pablo Cortés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *