Más

Suscribirse

Redes Sociales

México, líder mundial en bullying

Pedro Hernández Müller

Fish, cuatro-ojos, minion, gordo, negro, son sólo algunas de las expresiones que a través de la historia nos hemos acostumbrado a escuchar en la escuela, ya sea para nosotros o para otros niños, al grado de volverse cotidiana la agresión escolar.

El tan conocido bullying, presente en la vida de todo ser humano, se ha convertido en una situación alarmante, pues ahora los niños y jóvenes ya no se conforman con solamente agredir verbalmente a sus compañeros, ahora, con el uso de redes sociales buscan ridiculizarlos a grados extremos que los han llevado incluso a la muerte.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la violencia escolar es padecida por uno de cada tres estudiantes y puede venir de compañeros, profesores o personas de la comunidad escolar.

Las cifras proporcionadas son alarmantes, pues conforme al estudio de dicho organismo, uno de cada tres ha sido agredido físicamente una vez al año y, como lo mencionamos anteriormente, ahora con el ciber acoso aumentan las cifras de violencia, sin que en realidad se vea trabajo alguno por parte de las autoridades o de los mismos padres para detener este flagelo.

El organismo Save the children comenta sobre el peligro que representa el bullying, pues en teoría la escuela debe representar un espacio seguro para los niños y jóvenes, situación que, por el contrario, se convierte en una tortura al sufrir maltrato físico y psicológico a través de discriminación, homofobia, violencia sexual, corporal o represión.

Un niño violentado presenta efectos negativos en su comportamiento, en su salud, en su rendimiento académico y sobre todo en su bienestar emocional, situaciones que los padres deben tener muy presentes para detectar algún problema con sus hijos, en caso de que éstos estén siendo violentados y no quieran hablar por el mismo temor a sus agresores.

Dicha institución afirma que seis de cada 10 niños han sufrido insultos.

Peor aún, la organización Bullying sin Fronteras para América Latina y España señala que las cifras crecen a diario y reporta que siete de cada 10 niños sufren este tipo de violencia y lo señala como causa directa de más de 200 mil fallecimientos por año.

MÉXICO, LÍDER MUNDIAL

Nelia Tello Peón, coordinadora del seminario sobre violencia escolar de la UNAM señala que este fenómeno muestra su mayor expresión en el nivel de secundaria, pero ya también va en aumento, en las primaras, de hecho, alerta sobre una pandemia de bullying debido al crecimiento de redes sociodigitales, apoyado en el anonimato ayuda al aumento de casos.

De acuerdo con cifras del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), en el apartado de Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS), de 11.7 millones de personas que iban a la escuela en el 2022, 28 por ciento aceptaron ser víctimas de acoso escolar. Entre la población de 12 a 17 años que asisten a la escuela, el 55.9 por ciento señaló que les han hecho burlas o puesto apodos; al 41.9 por ciento, le han rechazado; al 16.8 por ciento, lo han obligado a hacer algo que no quería y al 29.1 por ciento, le han pegado o amenazado.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que nuestro país ocupa el primer lugar a nivel mundial de bullying, dejando en segundo lugar a Estados Unidos, y tercero a China, lo que nos convierte en un país violento desde la infancia.

Y es que, de acuerdo con especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), México no cuenta con la capacidad para detener estas conductas porque el esquema educativo no cuenta con áreas que se ocupen del terreno socioemocional de los estudiantes.

La pandemia provocó que las cifras de acoso disminuyeran, pero con el regreso a las aulas, y derivado de los problemas que provocó el encierro, la violencia se acrecentó de manera que las burlas han subido de tono.

Además, hay que dejar en claro que las ofensas y burlas no siempre vienen de parte de los compañeros, existe también la violencia por parte de los profesores que ha provocado hasta suicidios, como el vaso más reciente de la joven estudiante de la Preparatoria 3 de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien, de acuerdo a la denuncia de sus padres, sufrió acoso y humillaciones por parte de tres profesores, quienes la orillaron a tomar la decisión de quitarse la vida.

Aunque el director de la escuela se comprometió a investigar lo sucedido, varios jóvenes de esta escuela afirman que no es la primera ocasión que esto sucede, pues la actitud de los tres profesores señalados como culpables, es por todos conocida, y peor aún los directores siempre se han burlado de las quejas de los estudiantes.

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes señala en su artículo 59, que las autoridades competentes deben llevar a cabo las acciones necesarias para propiciar las condiciones idóneas para un ambiente libre de violencia en las escuelas, lo cual muy pocas veces sucede.

TIPOS DE BULLYING

El acoso escolar tiene muchas caras y entre ellas podemos encontrar:

Violencia física: golpear, escupir, empujar, mojarlo, quitarle los zapatos, en general cualquier contacto que realice conductas para avergonzar a la víctima.

Exclusión social: ignorar y hacer a un lado al alumno de la convivencia o actividades escolares.

Dañarlo: Cuando le quitan sus pertenencias, las ocultan, le avientan su mochila o le quitan su dinero.

Violencia psicológica: cuando lo amenazan, chantajean o intimidan constantemente con la promesa de hacerle daño si pide ayuda.

Acoso verbal: insultar o esparcir rumores, palabras hirientes para lastimar.

Acoso sexual: presionar o asediar a alguien para tocar sus partes íntimas o levantar la falda, bajar los pantalones, simular posiciones sexuales o tomarles fotografías cuando se cambian de ropa.

Ciberbullying: haciendo uso de las redes sociales envían mensajes ofensivos, de burla o revelando información privada de alguien.

Así que, para poner manos a la obra, la responsabilidad es compartida, entre la comunidad, los padres y los compañeros.

Existen varias instituciones y organismos a los cuales acudir para asesorarse sobre violencia escolar, así como para denunciar, más vale prevenir y evitar que este tema tan delicado siga creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *