Más

Suscribirse

Redes Sociales

Meloni y Scholz piden a países de UE no “descargar” la presión migratoria en otros socios

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, y el canciller alemán, Olaf Scholz, pidieron hoy en Roma que el debate migratorio europeo no se centre en “descargar” la presión en otros socios, sino en colaborar con los países de origen, un aspecto sobre el que mostraron un “amplio consenso”.

“Alemania sabe que sin Italia, frontera marítima europea, es difícil acordar una política migratoria europea”, señaló Meloni en una inusual comparecencia abierta a las preguntas de los periodistas en el Palazzo Chigi, sede del Ejecutivo Italiano.

Scholz, por su parte, destacó que “los retos de la migración y los refugiados sólo podemos superarlos juntos en la Unión Europea” (UE) y que “descargar los problemas en otros son intentos condenados al fracaso”.

El encuentro entre ambos líderes se produjo al mismo tiempo que Luxemburgo acogía una reunión de los veintisiete ministros de Interior para acercar posturas sobre el Pacto de Migración y Asilo que el Ejecutivo comunitario presentó hace tres años.

Meloni ignoró una pregunta sobre los dos buques humanitarios de bandera alemana que actualmente están retenidos en Italia por incumplir su restrictivo decreto que regula las operaciones de socorro, y en su lugar defendió que ambos Gobiernos coinciden en poner el foco en los países de origen y no de recepción.

“Italia recorre sola el Mediterráneo para salvar vidas. Los flujos han aumentado. La situación es compleja y no sólo en África, hay una situación muy desfavorable ante la que Italia está haciendo un trabajo extraordinario. El gran reto es hacerlo ‘juntos’ en Europa”, denunció Meloni.

La líder ultraconservadora pidió que la discusión europea no se centre exclusivamente en ver “como descargar la presión en otros socios” y alentó a la Unión Europea a ofrecer “alternativas a quien escapa de su propia tierra”.

Una petición que Scholz, socialdemócrata, apoyó, al reivindicar el derecho para que “quien quiera regresar a su país, pueda hacerlo”. “Debemos estrechar las relaciones con los países de origen y de tránsito”, insistió.

Antes del encuentro con Meloni, el alemán indicaba en una entrevista con el diario de La Repubblica que la UE “no podía dejar sola a Italia y a los demás países del sur” y recordaba que “Alemania se ve particularmente afectada por la inmigración secundaria”.

“Necesitamos personal cualificado”, añadió Scholz en la rueda de prensa con su colega italiana.

Al respecto, Meloni expresó su convencimiento de que el viaje a Túnez que realizará el domingo con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, servirá para “encontrar soluciones”.

Meloni visitó Túnez el martes para abordar dos temas que apremian a su Ejecutivo: el repunte de llegadas de migrantes a sus costas durante este último año y las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir un nuevo préstamo de 1.900 millones de dólares.

“Una desestabilización de Túnez tendría graves repercusiones en el norte de África que también llegarían a nosotros”, alertó la italiana.

Entre otros asuntos tratados en el encuentro entre Scholz y Meloni figuran el apoyo a Ucrania “sin discusiones”: “La palabra paz no puede intercambiarse por invasión y no puede obviarse el punto de vista de la nación agredida”, dijo la primera ministra sin mencionar ninguno de los intentos de mediación internacional actualmente en curso.

Por su parte, Scholz remachó que Alemania apoyará a Ucrania con envíos de armas y entrenamiento militar “cuando sea necesario” y confió en que Suecia pueda participar en la próxima reunión de la OTAN que Lituania acogerá en julio, superado ya el veto de Turquía. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *