Más

Suscribirse

Redes Sociales

Meloni espera una “solución positiva” para el activista egipcio Patrick Zaki

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, reaccionó hoy a la condena de tres años de prisión a Patrick Zaki, estudiante egipcio de la Universidad de Bolonia (norte de Italia) y arrestado en Egipto en febrero del 2020, con un escueto comunicado en el que reafirmó su “compromiso” con una solución “positiva”.

“Nuestro compromiso con una solución positiva en el caso de Patrick Zaki nunca ha cesado, continúa, seguimos confiando”, señaló la líder del Ejecutivo italiano.

Zaki cursaba en Bolonia un máster internacional sobre Estudios de Género en el marco del programa de intercambio “Erasmus Mundus” cuando fue detenido y su caso ha recibido una intensa cobertura mediática en Italia.

De hecho, la líder de la oposición, Elly Schlein del Partido Demócrata (PD), ya ha pedido la comparecencia del ministro de Exteriores italiano, Antonio Tajani, en el Parlamento y Amnistía Internacional ha organizado una manifestación esta tarde en Bolonia.

Un tribunal de emergencia egipcio condenó hoy a tres años de prisión a Zaki bajo la acusación de divulgar noticias falsas y cometer actos de “terrorismo”, informó una ONG.

“El Tribunal de Emergencia de Seguridad del Estado sentenció a tres años de prisión al investigador de la Iniciativa Egipcia de Derechos Personales, (EIPR, por sus siglas en inglés) por escribir un artículo de opinión publicado en 2020”, dijo el director de la ONG, Hossam Bahgat, en su cuenta oficial de Twitter.

La fuente indicó que Zaki fue arrestado en el tribunal y trasladado a la comisaría de Policía, y añadió que la sentencia no puede ser apelada ya que fue fallada por un tribunal de emergencia.

El 7 de febrero de 2020, cuando regresaba a su país para pasar unos días de vacaciones, fue arrestado en el aeropuerto de El Cairo y acusado de presunta divulgación de noticias falsas en las redes sociales, de incitar a protestas no autorizadas y de cometer actos de terrorismo, entre otros cargos.

Hace unos días, Zaki anunció haber aprobado el máster tras hacer la defensa de su tesis por vía telemática desde El Cairo.

En 2021, fue excarcelado tras pasar un año y medio en prisión preventiva y desde entonces, lleva esperando el juicio, que se ha ido retrasando en numerosas ocasiones.

Zaki se dedicaba a defender los derechos LGTBI y otros colectivos perseguidos en Egipto a través de la ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR, por sus siglas en inglés) y sus partidarios creen que detrás de su detención se encuentra un artículo que escribió sobre la situación de los coptos en Egipto, minoría cristiana a la que pertenece, que representa alrededor del 10 % de la población y que históricamente ha sufrido marginación y persecución y ha sido blanco de numerosos atentados. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *