Más

Suscribirse

Redes Sociales

Meloni dice en el sur que “en Italia no pueden existir zonas francas” para la criminalidad

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, aseguró hoy en su visita a Caivano (Nápoles, sur), una localidad con graves problemas de delincuencia y abandono, que en Italia “no pueden existir zonas francas” para la criminalidad, después de la violación en grupo de dos primas de 10 y 12 años, en un caso que ha conmocionado al país.

“Hemos venido aquí a decir que vamos a actuar y dar la cara”, “llevar el Estado a territorios donde no ha estado lo suficientemente presente” y lanzar “el mensaje principal es que en italia no pueden existir zonas francas”, dijo en el Parque Verde de Caivano, un complejo de viviendas sociales conocido por ser un foco de narcotráfico controlado por la Camorra.

Meloni, que visitó la zona en respuesta a la invitación del párroco de la localidad Maurizio Patriciello, después del “crimen infame que ha sacudido a todos”, dijo que “pronto se verán los frutos de esta visita” tras reconocer que “en Caivano se ha consumado el fracaso del Estado”.

Así, prometió “firmeza del Estado contra la criminalidad y la droga”, con un aumento de las fuerzas del orden, pero también dotando a la localidad de más servicios, comenzando por la recuperación de su centro deportivo, totalmente abandonado y donde fueron violadas las dos menores, recordó, antes de anunciar una inversión inicial de 10 millones de euros.

La visita de Meloni estuvo rodeada de un enorme dispositivo de seguridad, con las calles acordonadas y las entradas a la zona vigiladas desde el amanecer por decenas de agentes, después de que ayer fuera amenazada en las redes sociales por suspender la renta de ciudadanía, un polémico subsidio para las familias pobres con una amplia difusión en el sur del país.

A su llegada al Parque Verde, donde la esperaba una multitud de periodistas que contrastaba con la escasa presencia de habitantes del barrio, la primera ministra se reunió con el sacerdote, conocido por su lucha contra la mafia. Algunos de los presentes corearon su nombre, mientras otros lanzaron consignas pidiendo trabajo desde las ventanas de varios edificios cercanos.

Don Patricello le pidió, entre otras cosas, que se oscurezcan las páginas porno para evitar que se repitan actos como la reciente y brutal violación de las niñas, según dijo a los medios.

La madre de una de ellas quería encontrarse con Meloni: “Quería pedirle ayuda, reunirme con ella, pero entre las paradas de la primera ministra en Caivano no está la escuela de mi hija”.

La violación de las dos niñas ha vuelto a recordar la situación de degrado de la localidad, donde se denuncia que hay sólo 2 trabajadores sociales para 36.000 habitantes, cuando debería haber al menos 7 por ley, además de faltar muchos servicios, como autobuses o farmacias.

“No sé si hay voluntad política”, pero Caivano “ha sido abandonada”, dijo a la prensa Gilda Panico, presidenta de la Orden Nacional de Trabajadores Sociales de Campania. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *