Más

Suscribirse

Redes Sociales

Más de 1,680 niños secuestrados por grupos armados en Nigeria desde 2014, según una ONG

Más de 1,680 niños han sido secuestrados por grupos armados en Nigeria desde 2014, después del escándalo internacional que supuso el rapto de 276 estudiantes por el grupo yihadista Boko Haram durante un ataque contra un internado, informó hoy la ONG Save The Children.

“Casi diez años después de que el trágico secuestro de las niñas de (la localidad de) Chibok ocupase los titulares internacionales, noventa de ellas siguen detenidas o desaparecidas, e innumerables niños y profesores continúan viviendo bajo la amenaza de la violencia, lo que ha obligado a muchos a huir o interrumpir su educación”, lamentó el director para Nigeria de la ONG, Famari Barro.

Así, Barro señaló en un comunicado la importancia de brindar a los niños de la región “medios y apoyos para recuperarse de los eventos traumáticos por los que han pasado y puedan volver al colegio”.

“Es vital que la vida de los niños y el derecho a la educación estén protegidos”, añadió.

Según los datos recogidos por Save The Children, más de 180 estudiantes han muerto y noventa resultaron heridos en alrededor de setenta ataques de grupos armados en el norte de Nigeria entre abril de 2014 y diciembre de 2022.

Además, sesenta trabajadores de esas escuelas fueron secuestrados y catorce murieron.

Los ataques a menudo obligan a las escuelas a cerrar, como ocurrió en el estado de Katsina (noroeste), donde la clausura de alrededor de un centenar de colegios ha interrumpido los estudios de más de 30.000 niños, según la ONG.

Ya el pasado abril, Amnistía Internacional (AI) señaló que, después del secuestro de las “chicas de Chibok” en 2014, Boko Haram siguió atacando a numerosas escuelas y las niñas raptadas “han sido secuestradas, violadas, asesinadas u obligadas a contraer matrimonios”.

“Sin embargo, las autoridades nigerianas no han llegado a cabo ni una sola investigación creíble sobre los fallos de seguridad que dejaron a las niñas vulnerables a las atrocidades cometidas por Boko Haram y otros hombres armados”, añadió AI.

Los sucesos de Chibok, que conmocionaron al mundo, ocurrieron el 14 de abril de 2014, cuando terroristas de Boko Haram entraron en esa remota comunidad del estado de Borno y saquearon una escuela secundaria femenina.

El secuestro desencadenó una campaña en redes sociales que se volvió viral con el lema #BringBackOurGirls (“Devolved a nuestras niñas”), que pedía su liberación y en la que participaron personalidades como la entonces primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

Boko Haram es una organización yihadista creada en 2002 en el estado nororiental de Borno por el líder espiritual Mohameh Yusuf para denunciar el abandono del norte del país por las autoridades.

Desde la muerte de Yusuf, abatido por agentes nigerianos en 2009, el grupo se radicalizó y ahora busca imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Boko Haram y su facción desde 2016, el Estado Islámico de la Provincia de África Occidental (ISWAP), han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *