Más

Suscribirse

Redes Sociales

Marcelo Ebrard, condiciona la colaboración de México con la DEA al control del flujo ilícito de armas

El excanciller mexicano y aspirante oficialista a la presidencia Marcelo Ebrard condicionó la colaboración de México con la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, en inglés) a que EE.UU. se comprometa a controlar el flujo ilícito de armas en la frontera.

Preguntado este lunes acerca de si su estrategia de seguridad contempla la persecución de los grandes narcotraficantes y el papel que debería jugar en ella la DEA, el precanditato presidencial del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) puso como condición que Estados Unidos incaute cerca de 25.000 armas de fuego en sus aduanas.

“Hay que tener cooperación (con la DEA), pero a EE.UU. le estamos pidiendo que la principal pieza de colaboración sea reducir drásticamente el flujo de armas hacia México. Pueden hacerlo, porque esas armas pasan principalmente por sus aduanas. El año pasado decomisaron 1.170 armas y planteamos que decomisen 25.000, principalmente armas largas”, expuso en una conferencia de prensa en un hotel de la capital mexicana.

Acerca de las posibles capturas de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); Ismael “El Mayo” Zambada, del Cártel de Sinaloa, y los diversos hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ebrard aseguró que México seguirá actuando “contra quien sea”.

“Así como se detuvo a Ovidio Guzmán (hijo del Chapo, en enero de 2023) habrá otras detenciones. Seguimos adelante y no puedes establecer una circunstancia en la que no se actúe contra quien está incumpliendo la ley”, subrayó.

Tras presentar su estrategia de seguridad en el caso de ganar las elecciones presidenciales de junio de 2024, conocido como “Plan Ángel”, el excanciller ha hecho del control del flujo ilícito de armas desde EE.UU. uno de sus principales temas de campaña.

El pasado lunes propuso la creación de un “muro cibernético” con este fin, con drones que vigilen los más de 3.000 kilómetros de frontera entre ambos países.

Un equipo legal del Gobierno mexicano continuó esta lunes con los litigios contra la industria armamentista estadounidense en una corte de apelación en Boston, Massachusetts, después de que un juez de primera instancia desechó la demanda en septiembre.

“(La resolución) puede tomar de seis a ocho meses, pero es un gran logro para México estar en la siguiente escala judicial de los EE.UU. poniendo en tela de juicio a una de sus industrias más importantes, que produce el 39 % de las armas en todo el mundo”, mencionó al respecto Ebrard, precursor de la demanda cuando era titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Mientras la citada denuncia está dirigida a empresas armamentísticas productoras y distribuidoras, existe otra en Tucson, Arizona, en contra de compañías de venta de armas.

“Es esencial impedir la fabricación de esas armas que son parte de la violencia en México, homicidios, feminicidios y desapariciones. Es un asunto mayor, esperamos una resolución positiva de la corte”, agregó.

Precisamente, la tarde de este lunes el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se reunirá en Palacio Nacional con la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Elizabeth Sherwood-Randall para abordar el tráfico de armas, además de la migración, el narcotráfico y la cooperación para el desarrollo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *