Más

Suscribirse

Redes Sociales

Manifestantes en barcas y la Policía se enfrentan frente al puerto de la minera en Panamá

EFE/Bienvenido Velasco
EFE/Bienvenido Velasco

Un grupo de manifestantes con pequeñas embarcaciones y la Policía se enfrentaron cuando un buque escoltado por las autoridades intentaba atracar en el puerto en el Caribe de Minera Panamá, filial de la empresa canadiense First Quantum Minerals (FQM), foco de las protestas antimineras en el país desde hace casi un mes.

Los pescadores de Donoso, en la caribeña provincia de Colón y aledaño al proyecto minero Cobre Panamá, llevan más de 15 días bloqueando con sus barcos el Puerto Internacional de Punta Rincón, que sirve a Minera Panamá, para protestar contra el polémico contrato minero entre el Estado y esa empresa.

A través de un directo en redes sociales desde la cuenta de esos pescadores “Despierta Donoso”, se ven nubes de humo blanco, que según relatan es gas lacrimógeno, disparados por unas unidades uniformadas a la vez que alegan que los lancheros son “perseguidos” por vía marítima por el Servicio Nacional Aeronaval (Senan).

Una fuente de ese grupo pesquero, que pidió el anonimato, aseguró a EFE desde el lugar que hay al menos tres heridos “por perdigón” durante los enfrentamientos y que un helicóptero ha sobrevolado el área. Hasta el momento no hay una versión oficial de las autoridades sobre lo sucedido.

Emergencia por combustión

La mañana de la Policía aeronaval de Panamá informó que iba a escoltar de “emergencia” a un buque con carbón hasta el puerto marítimo de Minera Panamá, al estar en riesgo de una “combustión espontánea”.

Según la versión del grupo pesquero en declaraciones a EFE, allí había al menos dos buques que intentaban atracar en el puerto marítimo, un primero para supuestamente sacar minerales y un segundo que transporta carbón, un extremo que no ha podido ser confirmado.

La versión oficial del estamento de seguridad es que el buque de carga ‘CSL Tarantau’, que traslada carbón a esa empresa, había solicitado un atraque de emergencia hacia el Puerto de Punta Rincón, “para evitar un accidente que ponga en riesgo la salud y vida de la tripulación”.

Ante ello, se solicitó “apoyo para atender esta emergencia, debido al incremento de la temperatura actual del carbón en los depósitos del buque, lo que puede generar una combustión espontánea, causándoles daños a los tripulantes, al medio ambiente y a la embarcación”.

En el Puerto de Punta Rincón, un voluminoso muelle marítimo ubicado en el Caribe panameño que sobresale de la zona forestal, hay una gran planta de energía que proporciona aproximadamente 300 megavatios, usados en diversas áreas de la mina, entre ellas la flota eléctrica de camiones y su excedente también contribuye a la red nacional, según la información de la minera.

Los pescadores, bautizados popularmente como “los guerreros del mar”, confirmaron en unos videos colgados en sus redes sociales que la Aeronaval les había solicitado que no impidieran el atraco de ese buque.

Minera Panamá informó esta semana que ha reducido sus operaciones debido “a un bloqueo ilegal ocasionado por pequeñas embarcaciones en el puerto” que “han afectado la entrega de suministros para la planta de generación de energía (…)” y “han obstaculizado la carga de concentrado de cobre en los buques”.

Minera Panamá es el foco de las masivas protestas en el país, las más intensas de las últimas décadas, que están próximas a cumplir un mes, después de que el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, firmara un contrato que renueva a esa minera una concesión a 20 años prorrogables para explotar la mina de cobre a cielo abierto más grande de Centroamérica.

Ahora, la Corte Suprema de Justicia debe fallar sobre la inconstitucionalidad o no de ese contrato, decidiendo su futuro. Según defienden ambientalistas y algunos juristas, la declaración de “inconstitucionalidad” de ese contrato pondría en una situación más ventajosa al Estado frente a una posible demanda internacional en el futuro.EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *