Más

Suscribirse

Redes Sociales

Macron insiste al príncipe Bin Salman en la “necesidad” de parar la guerra en Ucrania

Emmanuel Macron recalcó al príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, la “necesidad” de lograr una solución a la guerra en Ucrania y de cooperar para evitar su impacto en poblaciones sensibles por su dependencia alimentaria.

Macron y Bin Salman mantuvieron un almuerzo de trabajo en el Elíseo con Ucrania, la financiación del desarrollo y la estabilidad en Oriente Medio como principales asuntos de discusión, junto a la intensificación de las relaciones bilaterales.

El presidente francés señaló al dirigente saudí su “profunda preocupación” por “el impacto desastroso” de la invasión rusa de Ucrania sobre la seguridad alimentaria de países de todo el mundo, por lo que insistió en la “necesidad” de poner fin al conflicto y paliar sus consecuencias.

En los últimos años, y con Bin Salman al timón, Arabia Saudí ha puesto en marcha una política exterior fuera de la órbita de Washington, con un diálogo fluido con China y Rusia, país este último que se ha convertido en un aliado de la OPEP.

Macron y Bin Salman también coincidieron en que es preciso continuar los esfuerzos conjuntos en favor de “un apaciguamento de las tensiones” en Oriente Medio y de la promoción de la estabilidad y la seguridad en la región.

Y también, según el Elíseo, pidieron “poner fin rápidamente al vacío político institucional” en Líbano, donde Macron acaba de nombrar como enviado personal al exministro de Exteriores Jean-Yves Le Drian.

El príncipe saudí, conocido por sus siglas MBS, participará también en la Cumbre para un Pacto Financiero Mundial, que Macron ha convocado para el 22 y 23 de junio con el objetivo de acordar una reforma en profundidad de la financiación internacional al desarrollo, a fin de diseñar un modelo más justo y que también pueda afrontar mejor los retos del cambio climático.

De cara a esa cita, Macron insistió en la “urgencia” de la lucha contra el cambio climático y de que esa cumbre logre resultados en “la lucha contra la pobreza, la financiación de la transición energética y la resiliencia ante las consecuencias del cambio climático”.

Macron también apeló al “papel motor y pionero que Arabia Saudí puede jugar” en este proceso.

Además, el dirigente francés recalcó a MBS “la disponibilidad de Francia para acompañar a Arabia Saudí en el refuerzo de sus capacidades de defensa”, en un intento de promover las exportaciones armamentísticas galas a ese país.

Y también le recalcó la disponibilidad de las empresas francesas a participar en proyectos saudíes, “sobre todo en materia de transición energética, transporte, salud y nuevas tecnologías”.

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) había pedido a Macron que intercediera ante su invitado para evitar la ejecución en su país de siete jóvenes que eran menores de edad cuando cometieron sus delitos, sin que la sede presidencial francesa haya indicado si esa cuestión fue planteada.

El comunicado francés no precisó si se trataron esta u otras cuestiones de derechos humanos, pero sí indicó que Macron recordó “el compromiso de Francia con los valores universales”.

Macron ya recibió en el Elíseo al hombre que lleva de facto las riendas del Gobierno saudí en julio del año pasado, en una cita que fue muy criticada entonces por organizaciones de derechos humanos y la oposición francesa de izquierda.

Esas críticas se referían sobre todo al apoyo de Riad a la guerra civil en Yemen y al asesinato del periodista crítico saudí Jamal Khashoggi en 2018, del que la CIA estadounidense responsabilizó a una orden del propio MBS.

El príncipe llegó a París el miércoles pasado para una estancia de una decena de días, durante los cuales se quedará en el palacio que posee en Versalles, según la prensa francesa.

Además de participar en la cumbre del jueves y viernes de la próxma semana, el príncipe saudí asistirá el lunes 20 a una recepción oficial de la candidatura de Riad a sede de la exposición universal de 2030.

El Buró Internacional de Exposiciones (BIE), con sede en París, decidirá en noviembre esa sede, en una carrera en la que Riad compite con Roma y las ciudades de Odesa (Ucrania) y Busan (Corea del Sur). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *