Más

Suscribirse

Redes Sociales

Macron defiende el papel unificador de la lengua francesa

EFE
EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, defendió el papel unificador que ha tenido y que tiene para la nación la lengua francesa, porque ha quedado asociada a los valores republicanos como la “de la universalidad y de la libertad” y un instrumento de emancipación.

En un discurso de inauguración de la llamada Ciudad Internacional de la Lengua Francesa en Villers Cotterêts (norte), Macron insistió en que “la lengua francesa construye la unidad de la nación” y es “un cemento” que explica la relación de la nación con los valores republicanos.

Villers Cotterêts es el lugar donde el rey Francisco I dictó en 1539 el decreto que obligó a que todos los actos administrativos se hicieran a partir de entonces en francés para sustituir sobre todo al latín, y en la práctica fue la forma de convertirlo en la lengua oficial de la nación.

Recordando todo eso, señaló que “somos un país que se unificó por la lengua” y que la voluntad de Francisco I con su decreto era “luchar contra todas las fuerzas centrífugas, contra todos los irredentismos”.

Aun reconociendo que en muchos casos el francés se impuso en detrimento de otras lenguas que había tanto en las diferentes regiones del país como en las colonias, afirmó que “la lengua francesa nos une en nuestra unidad y en nuestra diversidad” porque no es excluyente.

De hecho, aseguró que el francés “debe coexistir con nuestras 72 lenguas regionales”, y que cualquier ciudadano puede reivindicar “diferentes pertenencias lingüísticas”.

Afirmó que está en favor de que haya una mejor enseñanza de esas lenguas regionales, sin dar ninguna precisión sobre qué significa eso, pero puntualizando que eso siempre con “el papel central de cohesión de la lengua nacional”.

“Habrá múltiples lenguas en la República y una lengua de la República”, dijo para resumir.

Macron criticó las fórmulas del llamado lenguaje inclusivo, que pretende alterar en nombre de la lucha contra las discriminaciones las reglas tradicionales de formación del género en francés, que por ejemplo utiliza el masculino para la fórmula neutra y para la formación del plural cuando se refiere a nombres masculinos y femeninos de forma indiferenciada.

Sobre eso, pidió no dejarse llevar por las modas, una posición que va en la línea de un proyecto de ley que va a discutirse en el Senado precisamente para prohibir las fórmulas del lenguaje inclusivo.

El jefe del Estado señaló que hay 320 millones que hablan el francés en los cinco continentes y que en muchas partes del mundo ha sido utilizada como “herramienta de emancipación”.

También señaló la importancia de la traducción para la proyección del francés y de la cultura francesa en el exterior, así como la defensa de su uso en las instancias internacionales y ante nuevas tecnologías como la inteligencia artificial. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *