Más

Suscribirse

Redes Sociales

Lula vuelve a trabajar en el palacio presidencial tres semanas después de sus cirugías

Fuente: EFE/EPA/AMPE ROGERIO
Fuente: EFE/EPA/AMPE ROGERIO

El líder progresista Luiz Inácio Lula da Silva volvió a trabajar en su despacho en el Palacio de Planalto, sede de la Presidencia, tras tres semanas de recuperación de las cirugías a las que fue sometido, una de las cuales para la implantación de una prótesis de cadera.

El primer compromiso del jefe de Estado en Planalto tras las operaciones fue una reunión en la tarde de con su ministro de Trabajo, Luiz Marinho, según las fotografías distribuidas por la asesoría de prensa de la Presidencia.

Enseguida recibió en su despacho al cantante Roger Waters, integrante de la mítica banda de rock Pink Floyd y que realiza actualmente una gira por Brasil.

El presidente “se encuentra muy bien y está andando solo. Él estaba sentado pero se levantó para saludarme. Me sorprendió ver lo bien que se encuentra. Le pregunté por sus dolores (provocados por la artrosis en la cadera) y me dijo que ya no los tiene”, afirmó Marinho en declaraciones que concedió tras su audiencia.

Lula, que el próximo viernes cumplirá 78 años, pasó las últimas tres semanas recluido en el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial de la Presidencia, desde donde realizó algunas videoconferencias para hacerse presente de forma virtual en algunos actos oficiales.

Por la mañana, participó en una videoconferencia durante un acto de entrega de 1.651 viviendas populares con financiación pública en el estado de Bahía (nordeste).

“Quiero decirles que estoy de vuelta. Hice una cirugía y ya cumplí 21 días de recuperación. Pero para estar totalmente bien y poder viajar en avión aún voy a tener que esperar entre seis y ocho semanas”, afirmó Lula al anticipar que en la tarde estaría en el despacho presidencial.

Según sus médicos, Lula se recuperó satisfactoriamente de los dos procedimientos quirúrgicos a los que fue sometido el 29 de septiembre en el Hospital Sirio-Libanés de Brasilia, uno de los cuales, el más complejo, para la implantación de una prótesis en la cadera derecha para ayudarlo a superar los dolores provocados por la artrosis.

La otra operación fue una blefaroplastia, una cirugía plástica para retirar el exceso de piel en los párpados.

Durante el período de recuperación en el Palacio de la Alvorada, en el que fue sometido a fisioterapia, Lula también tuvo algunas reuniones presenciales con ministros y conversó telefónicamente con varios jefes de Estado, especialmente para discutir iniciativas para proteger a las víctimas civiles en el conflicto entre Israel y el brazo militar de Hamás en Palestina.

El fundador y dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) asumió en enero pasado su tercer mandato como jefe de Estado de Brasil tras vencer en las elecciones de 2022 al entonces presidente, Jair Bolsonaro. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *