Más

Suscribirse

Redes Sociales

Lula pide al mundo endurecer y concretar sus objetivos de reducción de emisiones

EFE/EPA/ALI HAIDER
EFE/EPA/ALI HAIDER

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, pidió a los gobiernos que concretaran y endurecieran sus objetivos de reducción de emisiones de aquí a la Cumbre del Clima de 2025 en Belem (Brasil), y advirtió de que la “sabanización” del Amazonas podrá llegar a “un punto irreversible”.

En su discurso en la cumbre de líderes que tiene lugar en Dubái en el marco de la COP28, el mandatario brasileño señaló que los compromisos determinados a nivel nacional (NDC, por su siglas en inglés) de los países deberán ser “más valientes” y “más concretos” para frenar el aumento de temperatura de modo que no supere grado y medio de calentamiento desde la era preindustrial.

El NDC de Brasil, recalcó, es “mucho más ambicioso” que el de “aquellos países que contaminan la atmósfera desde la revolución industrial en el siglo XX”, y tachó de “inaceptable” que los países desarrollados hayan incumplido su promesa de destinar 100.000 millones de dólares anuales a la acción climática.

Este compromiso, dijo, se ha quedado en “una hoja de papel”, mientras que el gasto militar en 2021 fue de 2 billones de dólares.

Como otros líderes de la región, Lula reivindicó el principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”, que “no es negociable” y “amenazarlo va en contra de cualquier noción básica de justicia climática”.

Los países más vulnerables, incidió, “no pueden tener que elegir entre luchar contra el cambio climático y contra la pobreza”, ya que “tendrán que hacer ambas cosas”.

Su país se ha comprometido a recortar sus emisiones de gases invernadero en un 48 % para el año 2025 y en un 53 % para el año 2030, a fin de lograr la neutralidad en carbono para el 2050, señaló Lula.

Subrayó asimismo los esfuerzos que su gobierno ha llevado a cabo para detener la deforestación del Amazonas, mediante medidas que en los primeros 10 meses del año han conseguido reducirla en casi un 50 %, lo que “ha evitado la emisión de 250 millones de toneladas de carbono a la atmósfera”.

Sin embargo, esta región sigue padeciendo los efectos del cambio climático, lamentó, y en estos momentos sufre una sequía “sin precedentes”, pues el nivel de los ríos es el más bajo de los últimos 120 años.

“Nunca me hubiera podido imaginar que esto sucediera en un lugar donde tenemos la mayor reserva de agua dulce del mundo, pero el futuro del Amazonas no solamente depende de los que viven en la zona”, aseveró.

La deforestación del mundo comporta el 10 % de las emisiones mundiales, alegó Lula, para resaltar la importancia de proteger los bosques tropicales, que son las esponjas que absorben el CO2 que emiten actividades humanas como la quema de los combustibles fósiles.

El presidente brasileño defendió el Amazonas, un bioma que puede llegar a un proceso “irreversible de sabanización” a medida que se siga calentando el planeta.

“Incluso aunque no se no se cortara ningún árbol más el Amazonas podría llegar un punto de no retorno si los demás países no hacen lo que esté en su mano”, advirtió Lula. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *