Más

Suscribirse

Redes Sociales

Lula garantiza recursos para millonarios programas de industria de defensa

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, garantizó este jueves los recursos necesarios para los millonarios programas de industria de defensa desarrollados por Brasil, como el de construcción de submarinos, por considerar que son proyectos que impulsan la economía del país.

“No podemos ver las cosas tan solo desde el punto de vista negativo. Si no hay dinero, hay que conseguirlo”, afirmó el jefe de Estado en declaraciones a la prensa tras su visita al Complejo Naval de Itaguaí, en donde Brasil construye cinco submarinos, el último de los cuales de propulsión nuclear.

El líder progresista afirmó que su Gobierno ofrecerá los recursos necesarios para que los proyectos de industria militar continúen y explicó que, en caso de que las partidas del presupuesto no sean suficientes, buscará fondos que puedan financiarlos o asociaciones con la iniciativa privada.

Entre los ambiciosos proyectos que Brasil desarrolla, en su mayoría puestos en marcha en los primeros mandatos de Lula (2003-2010), destacan el de la construcción de submarinos, la fabricación en el país de los cazas Gripen y el de producción y exportación del avión carguero militar KC-390.

Según el contraalmirante Luiz Roberto Cavalcante Valicente, asesor jefe del Programa de Desarrollo de Submarinos (ProSub), de los 40.000 millones de reales (unos 7.692 millones de dólares) del costo del proyecto, ya fueron invertidos 25.000 millones de reales (4.807 millones de dólares), cerca del 62,5 %.

“Cuando preví la necesidad de desarrollar una industria de defensa en Brasil fue porque percibí que en los países desarrollados la industria de defensa contribuye para la economía, genera empleos y ofrece conocimiento y tecnología a las Fuerzas Armadas”, dijo el mandatario.

“Por eso tenemos que hacer inversiones en el sector”, agregó.

Lula dijo que el desarrollo de esta industria, pese a costosa, permitirá que la economía de Brasil crezca más allá de sus capacidades.

“Es mi deber desarrollar una industria de defensa fuerte para que podamos contribuir en la modernización de las Fuerzas Armadas”, afirmó.

Lula defendió los programas de defensa tras visitar en la base naval de Itaguaí, en el litoral sur del estado de Río de Janeiro, el submarino “Humaitá”, el segundo de los cinco que Brasil planeó construir en el marco de un acuerdo de cooperación militar con Francia y que está listo para entrar en operación este mismo año tras haber superado con éxito las pruebas de sumersión.

El líder progresista fue el principal impulsor del acuerdo de transferencia de tecnología que fue firmado en 2008 con Francia para construir los submarinos en Brasil.

Lula, acompañado por su ministra de Ciencia y Tecnología, Luciana Santos, así como por la embajadora de Francia en Brasil, Brigitte Collet, visitó el submarino y conversó con el Comando de la Marina sobre los alcances logrados en los 15 años desde que fue firmado el acuerdo.

“El presidente Lula fue el gran incentivador del programa. Fue quien estableció en 2008 la asociación estratégica con Francia y ahora vino a ver sus frutos”, aseguró, al lado del presidente, el comandante de la Marina, almirante Marcos Sampaio Olsen.

El programa de cooperación con Francia también permitió la construcción de un complejo de infraestructura industrial y de apoyo a las operaciones de los submarinos, que incluye astilleros, Base Naval y Unidad de Fabricación de Estructuras Metálicas en Itaguaí.

Lula declaró que lo más importante es saber que en esta base será construido “nuestro tan soñado submarino de propulsión nuclear”, un proyecto que tuvo inicio en la década de 1970 durante el régimen de gobiernos militares.

“Está atrasado, pero va a salir. Y espero volver aquí a inaugurar otro submarino en 2023, otro en 2024 y otro en 2025”, afirmó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *