Más

Suscribirse

Redes Sociales

Lula dice que se operará por no aguantar más dolor pero que sólo podrá hacerlo en octubre

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que se someterá a una operación para tratar los problemas que sufre en la cabeza del fémur debido a que ya no aguanta tanto dolor, pero que su extensa agenda sólo le permite programar la cirugía para octubre próximo.

“Quiero someterme a la cirugía porque no quiero seguir con dolor. Nadie consigue trabajar con tanto dolor todo el día. A veces siento que estoy de mal humor y es visible que estoy nervioso e incómodo, y no quiero convertirme en la persona aburridora con la que nadie quiere hablar”, afirmó el líder progresista en su transmisión semanal por redes sociales.

“Pero tengo muchas cosas que hacer y no quiero parar”, agregó el dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) de 77 años y que en los últimos meses se ha quejado de seguidos dolores en la cadera.

Lula afirmó que en su agenda hay programadas varias reuniones internacionales a las que no quiere faltar y que el único momento en que tendría un hueco libre es en octubre.

Agregó que se está preparando para someterse a la cirugía en octubre y que por eso inició una dieta más severa y a hacer ejercicios de musculación debido a que ya no puede caminar ni en el andador.

Dijo igualmente que durante la cirugía y el tiempo que necesite para recuperarse de la operación Brasil será gobernado interinamente por su vicepresidente, Geraldo Alckmin, pero que está tranquilo porque confía mucho en la capacidad de su compañero de fórmula y debido a que el “engranaje” de su Gobierno ya está “funcionando muy bien”.

Lula explicó que siente dolores permanentes en la cadera y que los médicos le explicaron que se trataba de un problema en la cabeza del fémur provocada por la artrosis.

“Pero estoy como el futbolista que no quiere decirle al técnico que está con dolor para que no lo mande al banquillo. Tengo ese problema hace mucho tiempo y el médico me dijo que quien tenía que decidir cuándo tengo que operarme soy yo debido a que sólo yo sé el límite de mi dolor”, aseguró.

Lula aseguró que ha hablado con varias personas que le han dicho que la operación es simple y que tiene muy buenos resultados y que por eso está motivado para operarse.

Agregó que el domingo acudió a un hospital de Sao Paulo para someterse a una infiltración y que, como los médicos le advirtieron, ese procedimiento le permitió permanecer sin dolores 12 horas pero las molestias volvieron el lunes con más fuerza.

Entre las reuniones que tiene programadas para los próximos meses y que no le permiten anticipar la cirugía citó la cumbre de los presidentes de los países amazónicos el 8 y el 9 de agosto en la ciudad brasileña de Belém, y la cumbre de jefes de Estado del foro BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) ese mismo mes en Johannesburgo.

Igualmente citó la 18ª Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G20 en Nueva Delhi el 9 y el 10 de septiembre; la Asamblea General de la ONU a mediados de noviembre y una cita convocada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ese mismo mes para anunciar una iniciativa mundial por la generación de empleo.

“El único hueco que me queda es en octubre. Tengo que calcular bien para poder someterme a la cirugía en medio de octubre. Me han dicho que es algo rápido, de unas dos horas y media”, afirmó.

El jefe de Estado afirmó que está tranquilo en relación a la cirugía porque le han explicado que es algo muy seguro e insistió en que no quiere seguir con dolor.

“Es algo muy incómodo tener dolor todos los días. Soy una persona de buen humor y no es bueno estar de mal humor. Quiero quedar de buen humor porque quiero hacer que este país funcione bien, ese fue mi compromiso. Quiero operarme para quedar enterazo porque aún tengo que andar mucho por este país”, concluyó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *