Más

Suscribirse

Redes Sociales

Lula condena la agresión a un juez del Supremo, que atribuye a “bolsonaristas locos”

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, condenó el hostigamiento a un juez de la Corte Suprema en Roma mientras iba con su hijo, quien llegó a ser agredido, y atribuyó dicho ataque a bolsonaristas “locos” que “ofenden e insultan” en la calle.

“Nosotros derrotamos al (expresidente Jair) Bolsonaro, pero aún no derrotamos a los bolsonaristas”, afirmó el mandatario en un evento con sindicalistas, en la zona metropolitana de Sao Paulo.

Lula denunció que hay simpatizantes del líder ultraderechista que “están en la calle, ofendiendo e insultando a las personas”, en alusión al episodio sufrido por el juez del Supremo Alexandre de Moraes, quien fue hostigado por un grupo de brasileños el pasado día 14 en el aeropuerto internacional de Roma.

Según la Policía Federal de Brasil, que ha abierto una investigación sobre el caso, los sospechosos llamaron “bandido” y “comunista” a De Moraes, quien también es presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) y el juez instructor de varias investigaciones penales contra Bolsonaro.

Uno de ellos, al que Lula tildó hoy de “canalla”, agredió incluso físicamente al hijo del magistrado, de acuerdo con las autoridades brasileñas.

“Ese tipo era un empresario de una empresa alemana y le entregué el nombre al canciller alemán”, Olaf Scholz, “y además fue expulsado” del partido al que estaba afiliado en Brasil porque “había sido candidato” a un cargo electivo, comunicó Lula.

El jefe de Estado insistió en que quiere que “Brasil vuelva a ser civilizado” y un país donde prime “el respeto”.

En este contexto, defendió una serie de medidas que lanzó el viernes pasado para restringir el acceso a las armas de fuego, que Bolsonaro flexibilizó durante los cuatro años de su mandato (2019-2022).

“No sabemos si es el crimen organizado el que está teniendo acceso a esas armas, facilitada por el comportamiento de los gobiernos. Por eso vamos a continuar luchando por un país desarmado”, apuntó.

“Necesitamos abaratar el precio de los libros, abrir bibliotecas, fomentar el acceso a la cultura y no el acceso a las armas, completó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *