Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los toros de Torreón de Cañas medirán a Fonseca y Valadez en Caxuxí, México

Los diestros mexicanos Luis David, Leo Valadez e Isaac Fonseca harán este domingo, en la población de Caxuxí, en Hidalgo, el paseíllo taurino para enfrentar a los astados de la ganadería Torreón de Cañas, donde lo recaudado se destinará para mejorar la plaza de toros conocida como el “Coso del Carmen”.

La cita es en Caxuxí, pequeña localidad de gran afición taurina y que en la lengua otomí significa “pájaro de plumas negras”, entre otras acepciones, donde los toreros mexicanos enfrentarán, con pocas probabilidades de lucimientos vanos, a las reses bravas de Torreón de Cañas, distinguida firma desde la Revolución mexicana.

En el cartel de Caxuxí, sobresale Leo Valadez, quien, en la temporada española de 2022, cortó orejas en las Ferias de San Isidro en Madrid y en la Semana Grande de Bilbao.

Además, Isaac Fonseca quien hizo lo propio en la feria madrileña, a lo que sumó orejas en las plazas de Pamplona, Sevilla y Valencia, habiendo logrado estos trofeos como novillero.

Ya como matador, Fonseca volvió a México, donde está toreando en plazas secundarias a espera de ser anunciado en las ferias importantes del país, lo cual ha demorado.

El evento se completa con Luis David, quien, antes de la pandemia por la covid-19, tuvo una serie de comparecencias relevantes en las ferias españolas, entre las más destacadas la estocada en Bilbao el 22 de agosto de 2019 a un toro de Garcigrande.

La ganadería de Torreón de Cañas es, actualmente, la sensación del campo bravo mexicano, pero a pesar de lo refrescante y novedosa que resulta por su peligro y emoción, tiene sus orígenes en tiempos anteriores a la Revolución Mexicana, estando originalmente ubicada en Durango, en tierras de su fundador Carlos Cañas.

Te podría interesar: «Avatar 2» atrae en su estreno a un 25% más de espectadores que primera parte

En 1930 pasa a manos de Rafael Gurza y con ese propietario logra triunfos en la desaparecida plaza del Toreo en la Ciudad de México, de la mano de leyendas como Lorenzo Garza.

Gurza vendió en 1948 la ganadería, el hierro y divisa a los hermanos Luis y Guillermo Barroso Corichi. De Durango a Tlaxcala, pasó de ser Torreón de Cañas a llamarse San Miguel de Mimiahuapan.

Durante décadas Torreón de Cañas desaparece como tal y cambia de manos hasta ser propiedad de la familia Baillères.

En 2005, Luis Barroso incluye a su sobrino Julio Uribe Barroso a criar ganado bravo y así recuperan el nombre y los colores de Torreón de Cañas con sangre de Jaral de Peñas paciendo las reses en los campos de Hidalgo.

En este 2022, en Caxuxí, Tlaxcala o en Morelia los toros de la familia Barroso han destacado por su buen juego.

En la capital del estado de Michoacán, uno de los protagonistas del cartel de este domingo, Isaac Fonseca, indultó un Torreón de Cañas, premio excesivo, pero muestra del buen momento de la divisa de colores obispo y oro.

Otro ejemplo, más fiable del poderío de Torreón de Cañas fue cuando el 26 de febrero pasado en Autlán, Jalisco, Antonio Ferrera no se citó con sus dos rivales de este hierro en el tercio de banderillas, ni les dedicó un solo baile, a pesar de ser la feria de Carnaval.

Mañana al ruedo en la plaza de El Carmen en Caxuxí, a tan solo 100 km de la capital mexicana, se espera un peregrinar de aficionados capitalinos cercenados en su derecho a ver corridas de toros por una suspensión cautelar de la Monumental de la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *