Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los socialistas dan en Roma el pistoletazo de salida a la campaña de los comicios europeos

EFE
EFE

El Partido de los Socialistas Europeos (PSE) celebra en Roma un congreso que reúne a sus líderes, incluido el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para marcar el punto de partida de la campaña de las elecciones europeas de junio próximo, en las que todas las encuestas les sitúan como la segunda fuerza política.

A pesar de contar con varios jefes de Estado y Gobierno socialistas sobre el escenario, las miradas se centrarán en un luxemburgués de 70 años que ha dado el paso de ser el rostro de su familia política durante la campaña y los debates de las elecciones al Parlamento Europeo: el actual comisario de Empleo, Nicolas Schmit.

Schmit será el cabeza de lista de los socialistas europeos para los comicios de junio, aunque esto no significa que vaya a pelear por un escaño en su país natal, sino que se postula para ser candidato a presidir la Comisión Europea si su partido ganase las elecciones.

“Nunca empiezas una campaña electoral diciendo que vas a perder. Todos queremos ganar”, aseguraba Schmit esta semana en los pasillos de Estrasburgo (Francia) tras defender ante el pleno una legislación para proteger los derechos de los trabajadores de plataformas como Uber o Deliveroo y reducir las cifras de falsos autónomos en toda Europa.

El legado en su etapa en la Comisión es este proyecto legislativo -cuya tramitación está de momento atascada- y la directiva de salarios mínimos, entre otras normas: iniciativas de marcado carácter social que para su entorno definen por qué el luxemburgués es un buen candidato para encarnar a partidos socialistas de toda Europa en la campaña.

“Tenemos un buen manifiesto, ideas fuertes, tendremos buenos candidatos e iremos por toda Europa a defender nuestras ideas y mostrar nuestro proyecto socialdemócrata. Esto va de convencer a los ciudadanos y las elecciones se ganan o pierden en la noche electoral, no antes”, recalcó el veterano político luxemburgués.

Para conjurarse por un buen resultado electoral se reunirán en la capital italiana los líderes del PSE: esta noche cenarán a puerta cerrada en el emblemático Ayuntamiento romano, el Campidoglio, y el sábado se verán en el centro de convenciones La Nuvola, donde aprobarán su manifiesto para los comicios y elegirán por aclamación a Schmit, el único candidato, como cabeza de lista europea.

Tras inaugurar el congreso el presidente del PES, el sueco Stefan Löfven, el primero en dar su discurso el sábado por la mañana será el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez -anfitrión del último congreso del partido en Málaga-, seguido de su homóloga danesa, la primera ministra Mette Frederiksen.

También lo hará la jefa de filas socialdemócratas en el Parlamento Europeo, la española Iratxe García, en una mañana trufada de paneles de debate sobre cómo encontrar “soluciones para sociedades democráticas y abiertas” o para “un mundo más justo”.

Hacia el final de la mañana se nominará formalmente a Schmit como cabeza de lista y cerrarán el evento el primer ministro de Portugal, Antonio Costa; el canciller alemán, Olaf Scholz; y la anfitriona de la jornada y líder del Partido Democrático italiano, Elly Schlein.

Aún con la fuerza de tener dos jefes de Estado y Gobierno entre los cinco países más grandes de la UE -Sánchez y Scholz- y esa previsible segunda posición en los comicios de junio, el socialismo europeo es consciente de que su situación es más precaria en el Consejo Europeo, con sólo cinco líderes en la actualidad frente a los doce de los populares y un creciente número de gobiernos fuera de los partidos proeuropeos tradicionales.

Si perdieran Portugal en las elecciones de mediados de marzo, se quedarían con sólo cuatro de los veintisiete gobiernos europeos (España, Alemania, Malta y Dinamarca) a meses del momento clave en el que estos nominan a sus comisarios y con Scholz encaminado a “regalar” ese puesto a la conservadora Ursula von der Leyen para que ésta presida la próxima Comisión Europea.

En el Parlamento Europeo, no obstante, las encuestas indican que mantendrán un amplio margen de escaños respecto a las fuerzas que pelean por la tercera posición y, en un escenario donde la coalición entre liberales, derecha y ultraconservadores no sea suficiente para sacar adelante mayorías, seguirán siendo una pieza clave para sostener la futura Comisión Europea. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *