Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los indígenas brasileños exigen al Estado que se pronuncie sobre la amenaza a sus tierras

Unos 500 líderes indígenas reunidos en una cita en la Amazonía convocada por el famoso cacique Raoni Metuktire le dieron plazo hasta el 9 de agosto al Estado brasileño, incluyendo al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, para que se pronuncie sobre una iniciativa que amenaza sus tierras.

“Exigimos que el Estado brasileño nos responda hasta el 9 de agosto de 2023, cuando se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas”, afirmaron los suscriptores del llamado “Manifiesto de la Cita del Cacique Raoni Metuktire”, divulgado este viernes tras cinco días de reuniones en una aldea en la Amazonía.

La carta, firmada por líderes de 54 etnias, le pide a los tres poderes, incluyendo al líder progresista, una “posición concreta” sobre el llamado “Marco Temporal”, un proyecto que reconoce como tierras indígenas sólo las que los pueblos originarios ocupaban el 5 de octubre de 1988, cuando se promulgó la actual Constitución.

Pese a que se trata de un proyecto discutido en el Congreso que impedirá que numerosos pueblos expulsados de sus tierras puedan reivindicarlas y de una tesis cuya constitucionalidad también es discutida por la Corte Suprema, los líderes indígenas quieren que el Gobierno, hasta ahora omiso, defina si lo apoya o lo rechaza.

“Exigimos del Estado brasileño una posición concreta sobre el Marco Temporal. Estamos muy preocupados con la situación territorial”, afirmaron.

De acuerdo con el Manifiesto, el Marco Temporal desconoce la realidad histórica y cultural de los indígenas y viola tratados internacionales de los que Brasil es signatario, como la Declaración de los Pueblos Indígenas de la ONU y la Convención 169 de la OIT.

“Al restringir la delimitación tan sólo a las Tierras Indígenas que existían de hecho antes del 5 de octubre de 1988 ignora las acciones de colonizadores, latifundistas y proyectos económicos que se valieron de desplazamientos forzados, violencias y masacres para expulsarnos de nuestros territorios”, afirman.

La aplicación del Marco Temporal, agregan, “abriría precedentes para la invasión y explotación de nuestras tierras por intereses económicos que nos afectarían no sólo a nosotros sino también a 55 millones de hectáreas de selvas nativas que serían destruidas con la consecuente emisión de 20.000 millones de toneladas de gases contaminantes”.

Por ese motivo instan al Gobierno a que “cumpla su obligación” de delimitar todas las Tierras Indígenas reivindicadas por los pueblos originarios y que están en riesgo y de expulsar a los invasores de los resguardos ya homologados.

Igualmente exigen que el Gobierno los consulte sobre cualquier iniciativa que pueda amenazar sus tierras; que rechace todas las peticiones de explotación mineral en sus reservas; y que expulse a los mineros, ganaderos y hacendados que las han invadido.

Sobre la posición de un magistrado del Supremo que ya se pronunció contra el Marco Temporal, pero que determinó una indemnización para las personas que ocupan las tierras en disputa y que sean retiradas, se dijeron totalmente contrarios.

“No consideramos justo compensar a personas o empresas que son responsables por el asesinato de nuestros líderes y la masacre de nuestros pueblos. Somos nosotros los que tendríamos que ser indemnizados por los años de violencia vividos y por recibir de vuelta una tierra devastada”, afirman.

El ultimátum fue divulgado un día después de que el cacique Raoni, en un vídeo divulgado en sus redes, se quejara de que Lula se negó a acudir a la cita con los líderes indígenas pese a que lo invitó personalmente.

Raoni, principal líder de la etnia kayapó y conocido mundialmente por su lucha por los derechos de los indígenas, por la protección del medioambiente y por la preservación de la Amazonía, fue uno de los invitados especiales a la nueva investidura de Lula como presidente de Brasil en enero pasado.

De acuerdo con el cacique de 93 años, la cita en Piaraçu, una de las aldeas en la reserva de los kayapó en el Parque de Xingú, tuvo como objetivo fortalecer la articulación política del movimiento indígena, especialmente en relación a la defensa de los territorios y de la selva amazónica. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *