Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los indígenas brasileños están “optimistas” por el juicio, pero sin bajar la guardia

Varios líderes indígenas de Brasil se mostraron “optimistas” por el curso del juicio en el Tribunal Supremo en el que se deciden los derechos que tienen sobre sus tierras, pero alertaron de que no se debe bajar la guardia.

El juicio que decide sobre el llamado “marco temporal”, una tesis que reconoce como tierras indígenas solo las que los pueblos originarios ocupaban al 5 de octubre de 1988, cuando se promulgó la actual Constitución, fue aplazado a petición de un magistrado del alto tribunal.

Antes de la suspensión del juicio, el magistrado Alexandre de Moraes votó en contra del “marco temporal”, por lo que el marcador está 2-1 a favor de la tesis de los indígenas, que rechazan que se acoten sus “derechos ancestrales” sobre la tierra.

La ministra de los Pueblos Indígenas, Sônia Guajajara, dijo en las redes sociales que siguen “optimistas en busca de un desenlace que rechace esa tesis”.

“Hasta el momento, ya contamos con dos votos contrarios (al marco temporal) y uno a favor. ¡Continuaremos en la lucha por los derechos de los pueblos indígenas!”, afirmó la ministra en Twitter.

La diputada Célia Xakriabá, que habló a periodistas en un campamento indígena montado en Brasilia, dijo que los indígenas tuvieron “un día de alegría” y con “un poco” de sabor a “victoria”.

Xakriabá, que es indígena, se refirió así al voto favorable del juez De Moraes, “que ha sido un magistrado que se ha posicionado a favor de la democracia en materias muy polémicas”.

No obstante, llamó a los indígenas a mantenerse “vigilantes” por la próxima votación en el Senado de un proyecto legislativo que pretende convertir el “marco temporal” en ley.

El objetivo de los sectores conservadores que promueven esta ley, según la diputada, es “presionar” al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para “desacelerar” la protección de tierras.

Los indígenas se manifestaron contra el “marco temporal” en Brasilia, en Sao Paulo; en Manaos, capital del estado de Amazonas, y en otras regiones del país.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *