Más

Suscribirse

Redes Sociales

Los abogados del príncipe Enrique defienden su necesidad de protección en Reino Unido

EFE
EFE

Los abogados del duque de Sussex, el príncipe Enrique, defendieron en los tribunales la importancia de que el hijo menor del rey Carlos III reciba protección cuando visita el Reino Unido por el impacto para la reputación del país si el príncipe es lastimado.

Los abogados empezaron hoy a presentar sus argumentos ante el Tribunal Superior de Londres en relación a la negativa de Interior a pagar por su seguridad cuando esté en su país, después de que Enrique decidiera a principios de 2020 dejar de trabajar para la familia real.

El denominado Comité Ejecutivo para la Protección de la Realeza y las Figuras Públicas (Ravec) -responsable de la seguridad de la familia real y dignatarios extranjeros- decidió que el hijo menor de Carlos III ya no recibiría el “mismo grado” de protección personal.

En la primera de tres vistas previstas sobre el caso en el Tribunal Superior, Shaheed Fatima, abogada del duque, argumentó hoy que se debió tener en cuenta el impacto si Enrique -que vive en Estados Unidos con su mujer, Meghan, y sus dos hijos- resultara lastimado durante una visita en su país natal.

“Ravec debería haber considerado el ‘impacto’ que tendría un ataque con éxito contra el demandante, teniendo en cuenta su estatus, antecedentes y perfil dentro de la familia real, en la que nació y que tendrá por el resto de su vida”, afirmó Fatima.

“Ravec debería haber considerado, en particular, el impacto en la reputación del Reino Unido de un ataque exitoso contra el demandante”, insistió la abogada.

La vista de hoy está abierta al público, pero se espera que las de los próximos días se hagan a puerta cerrada por razones de seguridad.

En tanto, James Eadie, abogado del Ministerio del Interior, dijo que el duque de Sussex ha sido tratado bien.

“Al considerar si se debe brindar seguridad protectora a dicho individuo… Ravec considera el riesgo de un ataque exitoso contra ese individuo. En resumen, Ravec considera la amenaza que enfrenta un individuo” y “la vulnerabilidad de ese individuo a tal ataque”, argumentó Eadie.

Al no trabajar para la monarquía y vivir en el extranjero la mayor parte del tiempo, “su posición había cambiado” y “en esas circunstancias, la protección no se proporcionaría sobre la misma base que antes”, consideró.

La vista de hoy es parte de una de varias demandas en el Tribunal Superior en las que el príncipe está involucrado, incluido un extenso litigio contra editores de periódicos por no respetar su privacidad. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *