Más

Suscribirse

Redes Sociales

López Obrador promete “no imponer nada” a Claudia Sheinbaum en el nuevo Gobierno

EFE/Isaac Esquivel
EFE/Isaac Esquivel

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió este lunes “no imponer nada” a su futura sucesora, Claudia Sheinbaum, al afirmar que él se retirará tras la investidura del 1 de octubre.

“No quiero yo imponer nada y me siento muy satisfecho”, declaró el mandatario en su conferencia matutina tras el triunfo de Sheinbaum en las elecciones del domingo.

El gobernante mexicano reveló que ya habló por teléfono con Sheinbaum tras difundirse que el domingo ganó con cerca del 60 % de los votos y alrededor de 30 puntos de ventaja sobre su principal rival, la opositora Xóchitl Gálvez, según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE).

Pero, tras indicar que aún no hay fecha para una reunión, aseveró que no influirá en las decisiones durante la transición de poderes.

“Tiene que haber cambios, tiene que haber relevos en cargos, ella es la facultada para tomar todas las decisiones, yo no voy a influir en nada, ella va a elegir a su equipo”, sostuvo.

Aunque la oposición ha acusado a López Obrador de “imponer” a Sheinbaum para seguir interviniendo en el Gobierno tras el fin de su sexenio, el presidente insistió en que se retirará de la vida pública.

“No aspiro a ser líder moral, ni jefe máximo, ni caudillo, ni mucho menos cacique. Yo me voy a Palenque (comunidad del sureste de México) entregando la banda presidencial y me despido, me retiro, me jubilo”, manifestó.

El mandatario argumentó que él ya “terminó un ciclo y quien va a hacerse cargo de la conducción del país va a ser “la compañera Claudia Sheinbaum”.

En este contexto, no aclaró si le pedirá de manera expresa a la próxima mandataria impulsar las 20 reformas constituciones que él propuso el 5 de febrero, que incluyen militarizar la Guardia Nacional, modificar el sistema electoral, y elegir por voto popular a jueces y ministros de la Suprema Corte.

Estas reformas podrían pasar a partir de septiembre, cuando asuma el nuevo Congreso de la Unión, en el que se perfila que la alianza de partidos de López Obrador tenga una mayoría calificada de dos tercios necesaria para cambiar la carta magna.

“Es parte de lo que vamos a platicar con la futura o virtual presidenta electa, y luego presidenta constitucional, porque creo que la nueva legislatura inicia el 1 de septiembre y yo termino el 30 de septiembre, es un mes”, apuntó. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *