Más

Suscribirse

Redes Sociales

López Obrador dice que autoridades alemanas ayudan en búsqueda de María Fernanda Sánchez Castañeda

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este martes que las autoridades alemanas ayudan en la búsqueda de María Fernanda Sánchez Castañeda, una mexicana de 24 años desaparecida en Berlín el pasado 22 de julio.

“Ayer y hoy tratamos este tema, todas las autoridades, porque yo ofrecí que si era necesario hablaba con el presidente de Alemania (Frank-Walter Steinmeier), lo cierto es que están ayudando las autoridades de Alemania”, afirmó el mandatario durante su rueda de prensa matutina.

El gobernante mexicano manifestó que está avanzando “mucho” la investigación, aunque evitó dar detalles sobre “una situación especial” ya que, dijo, tiene que ver con la secrecía del caso.

“Pero ya se está avanzando mucho en la investigación y nos están ayudando las autoridades de Alemania. Se tienen ya elementos de pruebas, de gente cercana a la joven desaparecida”, informó.

Además, dijo que no ha sido necesario contactar al presidente alemán porque las autoridades de aquel país están colaborando.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó el lunes que gestiona la colaboración de la Interpol en el caso, además de que han realizado las reuniones con la policía berlinesa para determinar acciones que lleven a encontrar a la joven estudiante.

Asimismo, López Obrador dijo que la Embajada de México en Alemania está ayudando en la búsqueda de Sánchez Castañeda que, según los familiares, tuvo una última comunicación con ellos el 22 de julio por la noche.

De acuerdo con la familia de la chica, tras no tener contacto con ella, pidieron a los responsables de la residencia de estudiantes que acudieran a la habitación donde encontraron el teléfono móvil de Sánchez Castañeda sobre la cama y la puerta que daba al patio interior abierta.

Según el comunicado policial en el que se pedía la colaboración ciudadana, la estudiante podría hallarse en una situación de “vulnerabilidad emocional”, aunque tanto su familia como sus amigos han destacado que en los días previos a su desaparición actuó de forma normal y alegre y tenía numerosos planes de futuro.

La apariencia de la desaparecida es de entre 23 y 25 años, de entre 1,50 y 1,55 de estatura, de complexión delgada, pelo largo y oscuro, y tatuajes florales en ambos brazos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *