Más

Suscribirse

Redes Sociales

López Obrador acusa a la jueza, María Sánchez de corrupción por amparar al jefe de seguridad de Los Chapitos

EFE/Mario Guzmán
EFE/Mario Guzmán

El presidente , Andrés Manuel López Obrador, acusó este martes de corrupción a la jueza María del Carmen Sánchez por frenar la extradición a Estados Unidos de Néstor Isidro Pérez, alias ‘El Nini’, jefe de seguridad de Los Chapitos, grupo de los cuatro hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Se detiene, en este caso, a Néstor Isidro, y una jueza casi al momento de la detención le ofrece el amparo para que no sea extraditado. ¿Qué es eso? O sea, si esto no es corrupción, que me digan los ministros de la (Suprema) Corte y el Consejo de la Judicatura de qué se trata”, expresó el mandatario.

López Obrador exhibió en su conferencia matutina a la titular del Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México como parte de los “jueces que favorecen a presuntos delincuentes” porque el mismo día en el que ‘El Nini’ ingresó a la cárcel, el jueves pasado, le concedió el amparo.

“¿Esto es Derecho? Esto es chueco a todas luces, no se necesita ser doctor en Derecho, pertenecer al Instituto de Ciencia Jurídica de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) o a los colegios de abogados”, comentó el presidente.

‘El Nini’, uno de los criminales más buscados por Estados Unidos, está en detención provisional en el Penal del Altiplano, prisión de máxima seguridad en el central Estado de México, a donde llegó el jueves pasado tras su captura el miércoles en la norteña ciudad de Culiacán, estado de Sinaloa, en un operativo de las Fuerzas Armadas.

Pérez, detenido con fines de extradición, es el presunto jefe de sicarios del Cártel de Sinaloa y el jefe de seguridad de Los Chapitos, según recordó Luis Rodríguez Bucio, subsecretario de Seguridad Pública.

En Estados Unidos, donde ofrecían una recompensa de 3 millones de dólares por su captura, lo requieren las autoridades del Distrito de Columbia y Nueva York por delitos de conspiración para la importación y tráfico de fentanilo y conspiración para lavado de dinero.

Mientras que en México lo acusan de ordenar ataques a la unidad habitacional militar de Culiacán, de una serie de atentados contra el Ejército y de ejecutar a ocho personas en Tamazula, estado de Durango, el 28 de octubre pasado, agregó el funcionario.

En este contexto, López Obrador manifestó que el amparo es un asunto “leguleyo”.

“Lo demás es puro asunto leguleyo, que la ley es la ley. ¿Qué argumentos utilizan en estos casos? Que fue torturado, golpeado, y se demuestra que no, pero cualquier cosa (alegan), que no le mostraron el oficio de la orden de aprehensión”, dijo.

La captura de Pérez también trasciende porque ocurre después de la extradición en septiembre a Estados Unidos de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del Chapo más buscados por Washington y detenido en enero pasado en Culiacán. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *