Más

Suscribirse

Redes Sociales

Llenos de ira, miles de hutíes recuerdan a los rebeldes muertos por EEUU en el mar Rojo

EFE/EPA/OSAMAH YAHYA
EFE/EPA/OSAMAH YAHYA

Decenas de miles de partidarios de los rebeldes hutíes del Yemen se concentraron hoy en la capital Saná para recordar a los diez miembros de las Fuerzas Navales de los insurgentes que perdieron la vida durante un enfrentamiento con fuerzas estadounidenses en el mar Rojo la semana pasada.

Diferentes cánticos resonaron entre la multitud reunida en la plaza Sabeen, en el centro de Saná, donde un helicóptero militar operado por los hutíes y un caza MiG sobrevolaron mientras la gente gritaba “ira… ira… ira… ira”.

Los diez combatientes hutíes murieron después de que las fuerzas estadounidenses atacaran tres embarcaciones de los milicianos en el mar Rojo el 31 de diciembre en respuesta a una llamada de socorro del buque Maersk Hangzhou, con bandera de Singapur, que estaba siendo atacado por los rebeldes.

Se trata de la primera confrontación directa en el mar Rojo entre los hutíes y Estados Unidos, que lidera la coalición naval creada el mes pasado para asegurar el comercio marítimo internacional, seriamente afectado después de que las principales navieras mundiales decidieran no transitar por esta estratégica vía por donde pasa alrededor del 15 % del comercio mundial, debido a las acciones de los rebeldes.

Los hutíes prometen represalias

Portando retratos de los fallecidos, los simpatizantes hutíes llenaron la plaza mientras coreaban eslóganes prometiendo represalias contra Estados Unidos e Israel.

“Decid a Estados Unidos e Israel… ¡Os mostraremos cómo es el tormento!” y “Con nuestra sangre y la sangre de los mártires…atormentaremos a los enemigos”, fueron algunos de los eslóganes de la concentración que partía bajo el lema de “La sangre de los hombres libres…en el camino de la victoria”.

Una declaración leída a los congregados por megafonía decía que “los mártires de la Marina representaban la vanguardia de los mártires en la batalla directa contra el enemigo estadounidense e israelí, y su sangre no será desperdiciada”.

Algunos participantes enarbolaron, además, una pancarta en la que se leía: “¡Oh sionista, nuestro mar es tu tumba!”.

En un mensaje a sus seguidores, el jueves, el máximo dirigente de los hutíes, Abdulmalek al Huti, denunció el asesinato de diez combatientes como una “agresión insensata” y “criminal”.

Prometió que el ataque “no quedará sin respuesta ni castigo”.

Entretanto, los rebeldes publicaron anoche un vídeo, a través de sus medios de comunicación, en el que se mostraban los testamentos grabados de algunos de los diez combatientes asesinados.

Uno de ellos, identificado como Abdulmalek al Taleb, parecía prever que su muerte estaba cerca.

“Es motivo de orgullo y dignidad ser martirizado enfrentándose a Estados Unidos e Israel”, aseguró el joven, que parece no tener más de 18 años al igual que los demás fallecidos, mientras vestía un traje de neopreno negro y portaba un fusil AK-103 en la mano.

“Enhorabuena por el martirio”

Uno de los primeros en llegar a la plaza de la concentración fue Ahmad al Hasani, de 42 años, que dijo a EFE: “Enhorabuena a ellos por el martirio, nos hacen sentir orgullosos”.

Aseguró que “estos valientes jóvenes sacrificaron sus vidas en defensa de las santidades islámicas, el pueblo islámico y la religión contra los arrogantes, malvados opresores y tiranos”.

Los hutíes, respaldados por Irán y que controlan amplias zonas del noroeste del Yemen, han estado atacando en el mar Rojo a embarcaciones que, según dicen, están vinculadas a Israel, en apoyo de los palestinos de la Franja de Gaza, que son objetivo de un continuo asalto militar de las fuerzas israelíes desde el ataque del 7 de octubre de militantes del grupo palestino Hamás contra el Estado judío.

Desde el 19 de noviembre han lanzado aviones no tripulados y misiles contra buques comerciales en lo que consideran un apoyo a los palestinos.

Según la Marina estadounidense, los hutíes han lanzado desde entonces 25 ataques contra buques comerciales que atraviesan el mar Rojo y el golfo de Adén.

Los rebeldes han afirmado en repetidas ocasiones que sus ataques contra el transporte marítimo comercial sólo van dirigidos contra buques vinculados a Israel o que navegaban hacia puertos israelíes, pero algunos de los buques atacados no tenían ninguna conexión con Israel ni se dirigían a puertos israelíes.

Los hutíes mantienen desde 2015 un prolongado conflicto con el gobierno del Yemen reconocido internacionalmente y respaldado por una coalición militar liderada por Arabia Saudí.EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *