Más

Suscribirse

Redes Sociales

Llegan a Canadá los restos del submarino Titán recuperados del Atlántico

El barco canadiense Horizon Arctic depositó en el puerto de San Juan de Terranova (Canadá) los restos del sumergible Titán, que implosionó el pasado 18 de junio cuando descendía hacia los restos del Titanic, con cinco ocupantes a bordo.

Imágenes captadas por la radiotelevisión pública canadiense CBC muestran las grúas del Horizon Arctic descargando grandes piezas del Titan en el puerto de San Juan de Terranova.

El Horizon Arctic, operado por la compañía canadiense a la que también pertenece el Polar Prince, el barco nodriza del Titán, recuperó los restos del fondo del Atlántico con el vehículo operado de forma remota Odysseus.

La empresa dueña del Odysseus, Pelagic Research Services, informó hoy a través de un comunicado que el equipo ha completado “con éxito” las operaciones en alta mar y que ahora se encuentra llevando a cabo su “proceso de desmovilización” del Horizon Arctic, después de diez días de trabajo.

Entre las imágenes publicadas por CBC se puede observar intacta la proa del sumergible, una pieza semiesférica gris con un pequeño ojo de buey por el que los ocupantes de la embarcación podían observar el exterior.

El ojo de buey parece haber perdido la pieza de material transparente que lo cubría.

Otra pieza del Titan descargada por Horizon Arctic es una zona de grandes dimensiones de lo que parece ser la maquinaria situada en la parte trasera del vehículo.

El Titan estaba fabricado con titanio y fibra de carbono.

Tan pronto como el Horizon Arctic atracó en uno de los muelles del puerto de San Juan de Terranova, un equipo de investigadores de la Oficina de Seguridad del Transporte (TSB, por sus siglas en inglés) de Canadá abordó la embarcación.

Tanto la TSB como la Policía Montada de Canadá han iniciado investigaciones para determinar las circunstancias del accidente del Titan.

TSB ha indicado que, al ser la autoridad responsable de la embarcación nodriza del sumergible, “realizará una investigación de seguridad con respecto a las circunstancias de la operación realizada por el barco de bandera canadiense Polar Prince”.

La Guardia Costera estadounidense anunció este domingo una investigación oficial para descubrir las causas de la implosión que sufrió el sumergible Titán, que desapareció hace una semana con cinco personas a bordo cuando viajaba a ver los restos del Titanic.

El pasado domingo, la Guardia Costera estadounidense informó de otra investigación oficial sobre la pérdida del sumergible, que intentará responder al por qué de la tragedia.

La indagación estará dirigida por el capitán Jason Neubauer, quien en una rueda de prensa explicó que el objetivo principal es “evitar que ocurra algo similar” en el futuro, haciendo “las recomendaciones necesarias para mejorar la seguridad marina en todo el mundo”.

Polar Prince fue el encargado de remolcar el sumergible Titán el día 16 con sus cinco ocupantes desde el puerto de San Juan de Terranova hasta el punto en el Atlántico en el que se sumergió, a unos 600 kilómetros al sureste, donde reposan los restos del Titanic.

Según las autoridades estadounidenses, Polar Prince perdió el contacto con Titán el domingo 18 de junio, 105 minutos después de iniciar su inmersión hacia el Titanic.

El accidente del Titan causó la muerte a sus cinco ocupantes: el millonario empresario paquistaní Shahzada Dawood con su hijo Suleman, estudiante de 19 años; el explorador británico Hamish Harding; el explorador francés Paul-Henry Nargeolet y el consejero delegado de la firma OceanGate, Stockton Rush. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *