Más

Suscribirse

Redes Sociales

Llega extraditado a Brasil empresario acusado de crímenes contra mujeres

El empresario brasileño Thiago Brennand, imputado por violación, abuso, agresión y otros crímenes contra mujeres y cuyo caso se ha convertido en emblemático para las organizaciones que combaten la violencia machista, desembarcó este sábado en Brasil tras ser extraditado por Emiratos Árabes Unidos.

Brennand, un millonario empresario de 43 años y heredero de un conglomerado de empresas de salud, desembarcó en el aeropuerto internacional de Sao Paulo esposado y escoltado por agentes de la Policía Federal que lo fueron a buscar a Emiratos Árabes Unidos, a donde había huido.

El empresario fue introducido a una patrulla en la propia pista del aeropuerto e inmediatamente conducido a la sede de la Policía Federal en la mayor ciudad de Brasil, en donde permanecerá preso, por lo que la prensa tan sólo tuvo acceso a imágenes a gran distancia.

“Notable agresor de mujeres ya está en Brasil, traído por la Policía Federal, tras haber huido del país. Victoria de la Justicia sobre la impunidad”, señaló el ministro de Justicia, Flávio Dino, en un mensaje que publicó en sus redes sociales.

El ministro dijo esperar que este exitoso caso de cooperación judicial internacional para que el empresario responda a sus cargos en el país “sirva de mensaje para otros agresores”.

Según el Tribunal de Justicia de Sao Paulo, el empresario fue imputado en ocho diferentes procesos penales por crímenes contra mujeres y su prisión fue ordenada por los jueces responsables por cinco de estos casos.

Además de violaciones y agresiones, como la de obligar a una mujer a tatuar su nombre, Brennand también es investigado por actos violentos contra su propio hijo y por poseer una colección de armas ilegales.

Su historial ganó gran repercusión el año pasado, cuando los medios divulgaron imágenes de una cámara de seguridad de un gimnasio de Sao Paulo en que el empresario aparece agrediendo violentamente a una modelo con la que tuvo una discusión.

Tras su fuga, el empresario fue detenido en octubre pasado en Abu Dabi, pero fue liberado tras el pago de una fianza. Su extradición sólo fue posible tras intensas negociaciones con Emiratos Árabes Unidos y luego de que su nombre fuera incluido en la lista roja de personas buscadas por Interpol.

El pasado 17 de abril, cuando su extradición era inminente, el empresario fue detenido nuevamente luego de que la Policía emiratí descubriera que intentaba huir hacia Rusia.

Entre los agentes de la Policía Federal que viajaron a recogerlo en Abu Dabi estaba un practicante de artes marciales, movilizado ante la posibilidad de que el empresario intentara resistir a la extradición en el avión y debido a sus antecedentes violentos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *