Más

Suscribirse

Redes Sociales

Liberan a 24 mujeres, en su mayoría latinoamericanas, que eran explotadas sexualmente

Pixabay
Pixabay

La Policía española liberó a 24 mujeres, en su mayoría de origen latinoamericano, víctimas de trata que eran explotadas sexualmente, en una operación en la que detuvo a 8 personas que formaban una organización criminal y realizaron 6 registros en varias localidades de la isla española de Mallorca.

Las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución 24 horas al día, 6 días a la semana, y vivían hacinadas en condiciones de insalubridad, informó la Dirección General de la Policía en un comunicado.

La investigación policial comenzó a partir de la denuncia presentada por una víctima de trata, que permitió a los agentes determinar la existencia de un entramado criminal de origen brasileño que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres en situación de vulnerabilidad en viviendas dedicadas a la prostitución de Mallorca.

La organización criminal captaba a las víctimas a través de anuncios publicados en internet con los que atraía a mujeres en situación de necesidad o de gran vulnerabilidad, que residían en España o en sus países de origen.

La trama desarrollaba su actividad en cuatro domicilios ubicados en las localidades mallorquinas de Inca, Alcudia y Muro, donde las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución en condiciones extremas, con un solo día de descanso a la semana, y cobrando el 50 % de lo que obtenían por los servicios sexuales.

Además eran obligadas a formalizar un supuesto contrato de subarrendamiento de una habitación por 250 euros semanales, aunque lo que realmente alquilaban era una cama en un dormitorio insalubre y de reducido tamaño donde vivían hacinadas con otras mujeres.

La red desarticulada publicaba los servicios sexuales a través de diversas páginas web de contactos. Las llamadas de los potenciales clientes eran atendidas por los propios explotadores.

Además de trabajar en las estancias regentadas por la organización, las mujeres estaban obligadas a prestar también servicios en los domicilios de los clientes, o en hoteles.

Los agentes pudieron determinar que la organización no sólo se lucraba con la prostitución, sino que también se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, a los clientes.

En los seis registros domiciliarios fueron intervenidos 35.800 euros en efectivo, dos vehículos, cinco teléfonos móviles y diversa documentación relacionada con la actividad ilegal.

En esta operación policial colaboraron las ONG Operation Underground Railroad (OUR) y Amar Dragoste.

Esta operación se enmarca en el plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, que cuenta con una línea telefónica 900 10 50 90 y un correo electrónico (trata@policia.es) para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos. Al marcar ese número, no queda reflejada la llamada en la factura telefónica. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *