Lewandowski también será parte de la fiesta

165 vistas
4 min lectura
Foto: EFE

El Estadio Silesia de la ciudad polaca de Katowice, conocido como El Caldero de las Brujas, fue testigo del delirio polaco al conseguir el pase a Qatar 2022 con una merecida victoria de 2-0.

Debido a la exclusión de la selección rusa de las competiciones de la FIFA y la UEFA, el cuadro polaco avanzó automáticamente a la Final de los Playoffs en su camino a al Mundial.

El duelo de titanes entre Robert Lewandowski y Zlatan Ibrahimović finalmente no fue tal, por la tardía entrada en juego del sueco, que no pisó el terreno de juego más que en los últimos minutos del encuentro.

Tras un comienzo lleno de titubeos en el que ambos rivales se tantearon, a partir del segundo cuarto de hora los suecos comenzaron a controlar la situación y en el minuto 19 Forsberg estuvo a punto de inaugurar el marcador.

La imprecisión en ataque de los polacos, con un Lewandowski ahogado por los marcajes y la incapacidad de trenzar jugadas contrastó durante toda la primera parte del encuentro con la habilidad de Suecia para propiciar ocasiones continuamente, aunque sin concretar.

El encuentro tuvo que suspenderse temporalmente en el minuto 44, debido a problemas técnicos en la iluminación, que fueron rápidamente solucionados.

Y la alegría polaca llegó en el minuto 49, cuando Karlstroem cometió un penalti claro sobre Krychowiak, que convirtió el capitán Lewandowski, causando el delirio en las gradas.

A partir de ahí, Suecia volvió a despertar, pero Polonia se contentó con amarrar posiciones y esperar los contraataques.

En el minuto 72, Zielinski se adelantó a Danielsson, le robó el balón en una maniobra oportunista y en el cara a cara batió a Olsen.

A partir de ahí, los polacos se veían ya en Catar y se conformaron con desbaratar los avances que Suecia intentaba a la desesperada.

La entrada en juego de Ibra en el minuto 79 no fue suficiente para siquiera inquietar a los polacos.

Suecia, que llegaba de vencer a República Checa in extremis con un tanto anotado en la prórroga, desaprovechó las muchas oportunidades que tuvo de anotar, con un Lewandowski genial, pero sin mucha colaboración en la punta y una defensa polaca que se contentó con aparcar el autobús alrededor de Szczesny.

El flamante seleccionador polaco, Czesław Michniewicz, con solo dos meses dirigiendo a la escuadra rojiblanca, no ha podido comenzar con mejor pie.

Las ausencias por lesión de Milik y Salamon hicieron temer por las posibilidades polacas, pero Lewandowski está acostumbrado a echarse a los hombros a su equipo y a suplir carencias con su capacidad de motivación.

Con esta victoria, además de clasificarse para la Copa del Mundo, Polonia ha roto el maleficio que parecía arrastrar en sus enfrentamientos con Suecia, que frustró sus avances en las Eurocopas de 2000 y 2004. EFE

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Anótenle una ‘manita’ a Cristiano; Portugal, a Qatar 2022

Siguiente noticia

Familiares del caso Ayotzinapa ante nuevo informe: «¿Cómo no estar enojados?»