Más

Suscribirse

Redes Sociales

Las partes en conflicto en Sudán se comprometen a facilitar la ayuda humanitaria a civiles

Representantes de las dos partes en conflicto en Sudán firmaron este jueves un compromiso para facilitar el acceso a la ayuda humanitaria de los civiles afectados por los combates, confirmó el Gobierno de Estados Unidos.

En una llamada con periodistas, altos cargos del Departamento de Estado explicaron que ven el acuerdo, alcanzado en la ciudad saudí de Yeda, como un paso previo a la firma de un alto el fuego temporal, mediado por Washington y Riad.

Los funcionarios se mostraron muy cautos con el desarrollo de las conversaciones, a las que se refirieron como una “prenegociación”, y dejaron claro que el compromiso de hoy no implica un cese de las hostilidades.

El documento “reconoce las obligaciones de ambos bandos bajo las leyes internacionales” para permitir el envío de ayuda humanitaria y la restauración de servicios esenciales como la electricidad o el agua corriente.

Washington espera que con este principio de acuerdo, alcanzado con ayuda de Arabia Saudí, el Ejército sudanés y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) pasen a negociar un alto el fuego de hasta 10 días de duración que estaría controlado por un mecanismo de supervisión apoyado por la ONU.

El mecanismo, según los funcionarios, permitiría hacer responsables a las partes de las posibles violaciones del acuerdo a través de tecnología satélite o inteligencia artificial.

Los responsables estadounidenses explicaron que las negociaciones están siendo muy complicadas, ya que existe una gran enemistad y recelo entre las dos partes, y avisaron de que probablemente habrá violaciones de estos acuerdos.

También dijeron que ambos grupos descartan de momento poner un fin definitivo a las hostilidades.

La semana pasada, una delegación del Ejército sudanés viajó a Yeda para comenzar un diálogo con las FAR, después de casi cuatro semanas de combates.

Sin embargo, las partes contendientes ya han dicho que el líder del Ejército, Abdelfatah al Burhan, y el comandante de las FAR, Mohamed Hamdan Dagalo alias “Hemedti”, no se encontrarán cara a cara.

Los enfrentamientos entre el Ejército sudanés y las FAR continuaron esta semana pese a la tregua en vigor, auspiciada por su vecino y principal mediador, Sudán del Sur.

Al menos 551 personas han muerto, entre ellas 190 niños, y casi 5.000 han resultado heridas en las cuatro semanas de hostilidades, según el último recuento de la ONU. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *