Más

Suscribirse

Redes Sociales

Las mujeres en Alemania cobran un tercio menos de jubilación que los hombres

Las mujeres en Alemania perciben de media casi un tercio menos de ingresos por jubilación que los hombres, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis) con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Así, la diferencia en los ingresos por jubilación entre hombres y mujeres, la llamada brecha de género en las pensiones, es del 29,9 %, y las razones para ello son múltiples.

Las mujeres adquieren por término medio derechos de pensión inferiores a lo largo de su vida laboral porque en parte trabajan en sectores peor remunerados que los hombres y con más frecuencia, además, a tiempo parcial.

Asimismo, las mujeres dejan de trabajar con mayor frecuencia y por un periodo más prolongado para dedicarse a tareas de cuidados y ocupan con menos frecuencia puestos directivos.

Según la Encuesta sobre la Renta y las Condiciones de Vida (EU-SILC) de 2021 publicada por Eurostat, las mujeres mayores de 65 años percibieron en Alemania en 2020 -año de referencia del sondeo- unos ingresos por jubilación de 17.814 euros brutos al año frente a los 25.407 euros de los hombres en el mismo grupo de edad.

Los ingresos por jubilación incluyen las pensiones de jubilación y supervivencia, así como los planes de pensiones privados.

Alrededor del 29 % de las mujeres a partir de los 65 años tenían ingresos de jubilación procedentes de una pensión de supervivencia, es decir, una asignación mensual correspondiente a un porcentaje de la pensión que percibía el cónyuge fallecido, frente a sólo algo más del 5 % en el caso de los hombres.

De esta manera, si se excluyen estos ingresos por una pensión de supervivencia y que dependen del empleo que tenía el cónyuge, la brecha de género en las pensiones, teniendo en cuenta sólo los derechos de jubilación propios, es, con el 42,6 %, aún mayor.

Debido a los menores ingresos, las mujeres corren un mayor riesgo de caer en la pobreza durante la vejez que los hombres.

Así, la tasa de riesgo de pobreza de las mujeres a partir de los 65 era del 20,9 % en 2021, frente al 17,5 % en el caso de los hombres.

También entre las personas que trabajan actualmente es de esperar que en el futuro se produzca esta brecha de genero en los ingresos por jubilación a juzgar, por ejemplo, por las diferentes tasas de empleo a tiempo parcial entre hombres y mujeres.

Así, según el microcenso, en 2021 el 47,4 % de las mujeres empleadas de entre 15 y 64 años trabajaban a tiempo parcial, frente a sólo el 10,6 % de los hombres.

Esta diferencia es aún más pronunciada cuando hay niños en el hogar, con una tasa de madres con un trabajo a tiempo parcial del 63,6 % frente al 7,3 % de los padres. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *