Más

Suscribirse

Redes Sociales

Las manifestaciones en Perú tienen “un desarrollo débil”, afirma ministro del Interior

El ministro del Interior de Perú, Vicente Romero, afirmó que las manifestaciones antigubernamentales convocadas a nivel nacional para este miércoles tienen, hasta el momento, “un desarrollo muy débil” y ratificó que la Policía Nacional elaboró “un plan de operaciones muy estructurado” para enfrentar cualquier incidente violento.

“El desarrollo de las manifestaciones a nivel nacional es muy débil hasta el momento”, declaró Romero a periodistas, a los que informó que en Lima se están usando más de 7.000 cámaras para vigilar las principales zonas del centro histórico.

Añadió que el uso de estas cámaras “da la posibilidad de ver cómo va el desenvolvimiento de estas manifestaciones y le permite a la Policía Nacional tomar decisiones”.

“Los protocolos de la Policía Nacional están perfectamente enclavados en el respeto de los derechos humanos”, remarcó antes de decir que también se han tomado en cuentas las recomendaciones de los organismos internacionales.

Romero ratificó la posición del Gobierno de que estas manifestaciones fueron convocadas con una intención política y dijo que el Ejecutivo “está trabajando” para atender las necesidades de los sectores más vulnerables del país.

“Están aprovechando esta parte social, detrás de esto está un tema ideológico y político”, sostuvo antes de agregar que las autoridades tienen la obligación de asegurar “la tranquilidad y el bienestar de todos los ciudadanos”.

La jornada de protestas antigubernamentales convocada para este miércoles en Perú por organizaciones sociales, sindicales y políticas comenzó con tranquilidad y sin mayores incidentes en Lima y las otras regiones del país.

Las organizaciones reclaman la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso y la convocatoria a elecciones generales y a una Asamblea Constituyente.

Además, algunos también piden la liberación de los detenidos durante las protestas que se desarrollaron entre diciembre y marzo pasado, incluido el expresidente Pedro Castillo (2021-2022), quien fue destituido por el Congreso el 7 de diciembre tras un intento fallido de dar un golpe de Estado.

Sin embargo, la petición de libertad para Castillo no es solicitada por la mayoría de los sectores convocantes, lo que ha abierto algunas brechas entre los manifestantes.

En Lima, las actividades continuaron con normalidad y sin ninguna restricción, a la espera de que por la tarde se desarrolle una marcha en las calles del centro histórico, que debe comenzar alrededor de las 17.00 hora local (22.00 GMT).

Durante la mañana, pequeños grupos de personas recorrieron de manera pacífica el centro histórico de la capital, sin que se produzcan incidentes, mientras que otro grupo vestido con polos blancos participó en una “marcha por la paz”, para rechazar las manifestaciones y señalar que están en contra de “la violencia”.

En todas las otras grandes ciudades del país también se reportó que las actividades se desarrollan con normalidad, a pesar de algunas manifestaciones y marchas pacíficas, siempre vigiladas por agentes de la Policía Nacional.

La región de Ayacucho fue, de momento, el único lugar donde se reportó un incidente, con el bloqueo del kilómetro 317 de la autopista Vía de los Libertadores por un piquete de unas 50 personas, según reportaron medios locales. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *