Más

Suscribirse

Redes Sociales

La vicepresidenta de Nicaragua exalta la figura del hombre que mató a Somoza hace 67 años

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, exaltó la figura del poeta y político Rigoberto López Pérez, quien hace 67 años dio muerte a balazos al expresidente y dictador nicaragüense Anastasio Somoza García.

Murillo, esposa del presidente del país, Daniel Ortega, resaltó en los medios oficiales “la gesta heroica” de López Pérez (1929-1956), declarado héroe nacional en 1981 durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) bajo el argumento de que “marcó el inicio del fin de la dictadura somocista”.

“Veintiuno de septiembre, día de conmemoración de nuestro héroe nacional. Celebración de su vida y de su gesta heroica. Hoy 21 de septiembre decimos con orgullo: ¡Viva Rigoberto López Pérez, nuestro héroe!”, exclamó Murillo.

“¡Vivan los caminos de gloria y victoria, que, con su heroísmo, abrió para las familias nicaragüenses!”, añadió.

La Juventud Sandinista, el brazo juvenil del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido de Gobierno en Nicaragua, honró también a López Pérez en el 67 aniversario de su acto suicida, acudiendo a una rotonda en Managua, donde se erigió un monumento en memoria del héroe nacional, en donde depositaron ofrendas florales y rindieron tributo con presentaciones culturales.

“Son 67 años de la gesta heroica de Rigoberto López Pérez, héroe nacional que entregó su vida por la libertad de Nicaragua. Rigoberto López Pérez está vivo en el corazón de los nicaragüenses, en el corazón de la juventud”, declaró el dirigente estudiantil Yasser Arellano en el acto.

“Hoy hemos venido a entregar una ofrenda a Rigoberto, que hace 67 años planeó y ejecutó esa acción patriótica de iniciar el principio del fin de la dictadura somocista, ajusticiando al dictador Anastasio Somoza García”, manifestó por su parte la estudiante Yusberling Ruiz, según publicó el portal gubernamental El 19.

A sus 27 años, López Pérez, un poeta de filiación liberal, hirió de muerte de varios disparos a Somoza García el 21 de septiembre de 1956, en León, 90 kilómetros al noroeste de Managua.

Somoza García asistía a una fiesta en el Club de Artesanos de León para promover su reelección presidencial, cuando López Pérez hirió al fundador de la dinastía somocista.

El padre de la dinastía familiar que gobernó Nicaragua de 1937 a 1979, murió ocho días después en el Hospital Gorgas, situado en la entonces Zona del Canal de Panamá, administrada por Estados Unidos.

Tras dispararle a Somoza García, López Pérez fue acribillado a tiros por la seguridad del gobernante nicaragüense.

Los críticos al sandinismo acusan al Gobierno de “promover la muerte” al erigir un monumento en honor a López Pérez y darle categoría de héroe nacional.

Ortega, que lleva 16 años, 8 meses y 11 días consecutivos en el poder, coordinó primero una Junta de Gobierno de 1979 a 1985, y presidió por primera vez el país de 1985 a 1990, en medio de una guerra civil que dejó miles de muertos.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *