Más

Suscribirse

Redes Sociales

La UE promueve en la ONU una resolución para subrayar el aislamiento ruso

La Unión Europea promueve una resolución en la Asamblea General de la ONU que subraye una vez más el aislamiento internacional de Rusia en el conflicto de Ucrania, en un texto que será votado la semana próxima, coincidiendo con el primer aniversario de la guerra.

Según una fuente diplomática europea, más de veinte ministros de países de la Unión, con el Alto Representante de Política Exterior, Josep Borrell, a la cabeza, viajarán a Nueva York para participar en la Asamblea y tomar la palabra en nombre de sus países, y dar así un perfil más alto a este foro que se reunirá el miércoles y jueves próximos.

La Asamblea General se ha convertido en el único lugar donde puede salir adelante una resolución -aunque sea meramente simbólica- dada la parálisis del Consejo de Seguridad, donde Rusia cuenta con derecho de veto y que lleva un año enfrascado en estériles discusiones que recuerdan al viejo mundo bipolar entre Rusia y los “países occidentales”, con China y los países africanos manteniendo sus distancias.

“CESE DE HOSTILIDADES” EN LUGAR DE ALTO EL FUEGO

La resolución que promueve la UE y que lleva varias semanas haciendo circular en los pasillos de la ONU ante los distintos países propugna un “cese de hostilidades” como fórmula distinta y más eficaz que un mero alto el fuego, según subrayó la fuente, que apuntó que es una idea promovida ante todo por Ucrania.

El alto el fuego -razonó- puede ser interpretado como un movimiento táctico que permite a las partes ganar tiempo, rearmarse y preparar nuevas batallas, mientras que el “cese de hostilidades”, aunque no sea una figura jurídicamente clara en el derecho internacional, lleva aparejada la idea de una paz más larga.

Además, la resolución incluirá un llamamiento a las partes para sentarse a negociar sobre la base de la integridad territorial de Ucrania y el respeto a la carta fundacional de Naciones Unidas.

¿Qué incentivo podría tener Rusia para aceptar un alto en los combates y sentarse a negociar? Según la fuente, y siempre que la resolución salga adelante, Moscú podría sentir el peso del aislamiento internacional tras un año de guerra y ese sería su verdadero interés para parar la guerra.

Te podría interesar: Estambul transferirá a más de 50.000 alumnos a escuelas a prueba de sismos

APOYOS VARIABLES EN ANTERIORES RESOLUCIONES

Las votaciones sobre Ucrania en la Asamblea a lo largo de este año han sido en algunos casos apabullantes en contra de la invasión: de los 193 estados miembros, 141 votaron a favor y solo 5 en contra, con 35 abstenciones; en octubre, otra resolución solicitando la retirada inmediata de las tropas rusas fue aún más contundente: 143 votos a favor, 5 en contra y 35 abstenciones.

Pero otras dos resoluciones contrarias a Rusia, una para expulsarla del Consejo de Derechos Humanos (abril) y otra (noviembre) para pedir a Moscú rendir cuentas por violar la ley internacional, recibieron apoyos mucho menores, de 93 y 94 países respectivamente, lo que se consideró resultado del trabajo de la diplomacia rusa.

Por esa razón, en la actual resolución la UE ha ido limando ciertas expresiones que pueden alienar el apoyo de países considerados neutrales, y por ello hay numerosos llamamientos a “las partes en conflicto” y no solo a Rusia, para que no pueda ser visto como un texto que obliga a “tomar partido contra Rusia”, sino, por el contrario, “tomar partido por la legalidad internacional”.

CHINA NEUTRAL Y ÁFRICA EN DUDA

Una constante en el año de conflicto ha sido la tozuda neutralidad china: Pekín no solo se ha abstenido en todas las votaciones, sino que sus diplomáticos se han contentado, en sus numerosas intervenciones, con hacer genéricos llamamientos a la paz al tiempo que piden respetar la integridad territorial de Ucrania.

Sin embargo, los discursos de esos diplomáticos muestran siempre una gran comprensión a todos los argumentos de Moscú: el error de enviar armas a Kiev, las críticas a la OTAN y los efectos contraproducentes de las sanciones a Rusia.

Por ello, los europeos no cuentan con que China se mueva de ese discurso, oficialmente neutral aunque no equidistante.

Es en el continente africano donde hay más dudas en cuanto al sentido de sus votos, ya que muchos países del continente consideran que el conflicto entre Rusia y Ucrania no les concierne y la guerra no ha hecho sino agravar la situación alimentaria en sus países.

La resolución tendrá en cuenta estas sensibilidades y hará referencia a la seguridad alimentaria, señaló la fuente, que añadió que hay señales de que se logre en esta ocasión un gran apoyo entre los africanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *