Más

Suscribirse

Redes Sociales

La UE pide un alto el fuego en Sudán y no descarta aprobar sanciones

La Unión Europea (UE) pidió que se negocie “sin demora” un alto el fuego en Sudán y también advirtió de que está dispuesta a aprobar sanciones para contribuir a la finalización del conflicto en el que se enfrentan el Ejército regular y el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR).

“Un alto el fuego duradero debe ser negociado sin demora para garantizar la protección de la población de Sudán, cuya seguridad, protección y unidad siguen estando en peligro, y para permitir un espacio para la mediación y que un diálogo político inclusivo tenga lugar”, declaró el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, en nombre de los Veintisiete.

En un comunicado, puso el acento sobre la necesidad de implementar “con urgencia” un “inmediato cese de las hostilidades, sin precondiciones”.

Añadió que la UE “está dispuesta a considerar el uso de todos los medios a su alcance, incluidas medidas restrictivas, para contribuir a poner fin al conflicto y fomentar la paz”.

“Para detener el ciclo de impunidad, los responsables de las atrocidades deben ser identificados y rendir cuentas. Con ese fin, la UE está apoyando la recopilación de pruebas sobre flagrantes violaciones de derechos humanos”, afirmó Borrell.

Subrayó que el club comunitario “condena con firmeza los combates en curso en Sudán, así como la continua negativa de las partes en conflicto a buscar una solución pacífica”.

El exministro español pidió a todas las partes, con independencia del alto el fuego, que permitan y faciliten la entrega de asistencia humanitaria y que garanticen el acceso a las operaciones humanitarias.

Dijo que la UE “deplora la pérdida de vidas y las flagrantes violaciones del Derecho Internacional”.

Borrell también recalcó que la Unión pide “a todos los actores externos que desempeñen un papel constructivo en cualquier proceso de mediación”.

“Cualquier interferencia externa que contribuya a la prolongación del conflicto en curso exacerbará aún más la ya catastrófica situación humanitaria en el país y socavará la estabilidad regional”, advirtió.

La capital de Sudán, Jartum, fue este martes escenario de los más violentos combates entre el Ejército regular y el grupo paramilitar FAR, que se concentraron en los alrededores de la sede de la Radio Televisión sudanesa y otros barrios en la urbe de Um Durman.

A lo largo de la jornada se localizaron otros enfrentamientos en la sede policial de las fuerzas de Reserva Central, en el barrio de Al Zawra en la misma ciudad.

Los combates se han intensificado en los últimos días, especialmente en la capital sudanesa, Jartum, y otras zonas del oeste de Sudán como la conflictiva región de Darfur, una de las más afectadas por el conflicto.

Desde el inicio de la guerra en Sudán hasta el final de la semana pasada, más de 3.000 personas perdieron la vida y unas 6.000 resultaron heridas, según cifras proporcionadas esta semana a EFE por una fuente del Ministerio de Salud, si bien la ONU señala más de 1.173 civiles muertos y 11.704 heridos, además de registrar 88 agresiones sexuales contra mujeres.

Hasta el momento, ambos bandos del conflicto no han mostrado su intención de acordar otro alto el fuego. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *