Más

Suscribirse

Redes Sociales

La UE pacta prohibir la comercialización de productos elaborados con trabajo forzado

Fuente: EFE
Fuente: EFE

El Consejo y el Parlamento europeos llegaron a un acuerdo provisional para prohibir en la Unión Europea (UE) la comercialización de los productos elaborados con trabajo forzoso.

Con este reglamento, que debe de ser adoptado formalmente por el Consejo y la Eurocámara para que pueda entrar en vigor, la UE quiere asegurarse de que esos productos no tengan cabida en el mercado único, ya sean fabricados en Europa o en el extranjero.

“Es espantoso que en el siglo XXI la esclavitud y el trabajo forzoso todavía existan en el mundo. Este atroz crimen debe ser erradicado y el primer paso para lograrlo consiste en romper el modelo de negocio de las empresas que explotan a los trabajadores”, dijo el ministro de Economía y Empleo belga, Pierre-Yves Dermagne, cuyo país desempeña la presidencia de turno del Consejo de la UE.

Se estima que en 2021 hubo 27,6 millones de personas afectadas, principalmente en el sector privado, pero también víctimas del llamado trabajo forzoso patrocinado por el Estado, apuntó la negociadora del Parlamento, la eurodiputada socialista portuguesa María-Manuel Leitao-Marques.

 

Investigación y decisión final

Las autoridades nacionales o, si hay terceros países involucrados, la Comisión Europea (CE), investigarán el presunto uso de trabajo forzoso en las cadenas de suministro de las empresas.

Si la investigación concluye que se ha utilizado trabajo forzoso, las autoridades pueden exigir que los bienes pertinentes sean retirados del mercado de la UE y de los mercados en línea, y confiscados en las fronteras.

Esos bienes tendrían que ser donados, reciclados o destruidos; mientras que los de importancia estratégica o crítica podrán retenerse hasta que la empresa elimine el trabajo forzoso de sus cadenas de suministro.

Las empresas que no cumplan pueden ser multadas. Sin embargo, si eliminan el trabajo forzoso de sus cadenas de suministro, se puede permitir que los productos prohibidos vuelvan al mercado.

La decisión final de prohibir, retirar y eliminar un producto elaborado con trabajo forzoso será tomada por la autoridad que dirigió la investigación.

La decisión adoptada por una autoridad nacional se aplicará en todos los demás Estados miembros basándose en el principio de reconocimiento mutuo.

El acuerdo provisional aclara que, si una parte del producto que infringe este reglamento es reemplazable, la orden de eliminación se aplica únicamente a la parte en cuestión.

Así, por ejemplo, si una parte de un automóvil se fabrica con trabajo forzoso, habrá que deshacerse de esa parte, pero no del automóvil completo.

Sin embargo, si los tomates utilizados para hacer una salsa se producen mediante trabajo forzoso, habrá que desechar toda la salsa.

 

Bienes y zonas de alto riesgo

La Comisión tendrá que elaborar una lista de sectores económicos específicos en áreas geográficas específicas donde existe trabajo forzoso impuesto por el Estado, lo que se convertirá en un criterio para evaluar la necesidad de abrir una investigación.

El Ejecutivo comunitario también puede identificar productos o grupos de productos para los cuales los importadores y exportadores tendrán que presentar detalles adicionales a las aduanas de la UE, como información sobre el fabricante y sus proveedores.

 

Herramientas digitales y cooperación

Se creará un nuevo Portal Único sobre Trabajo Forzoso para ayudar a hacer cumplir las nuevas reglas.

Esa plataforma incluirá directrices, información sobre prohibiciones, una base de datos de áreas y sectores de riesgo, así como evidencias disponibles públicamente y un portal de denuncia de irregularidades.

La idea es que esta red contra los productos del trabajo forzoso ayudaría a mejorar la cooperación entre las autoridades.

Las normas también prevén la cooperación con terceros países, por ejemplo en el contexto de los diálogos existentes o la implementación de acuerdos comerciales.

La CE también podría realizar controles e inspecciones en terceros países, si la empresa pertinente y el gobierno del tercer país así lo acuerdan. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *