Más

Suscribirse

Redes Sociales

La UE pacta facilitar el acceso a los datos sanitarios en la UE

Fuente: EFE
Fuente: EFE

El Consejo de la Unión Europea, que representa a los países, y el Parlamento Europeo pactaron una normativa que permitirá un mayor acceso e intercambio de los datos sanitarios de los ciudadanos de la Unión Europea (UE).

El acuerdo, que ahora tendrá que ser respaldado formalmente tanto por el Consejo como por el Parlamento, contempla la creación de un Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EHDS, en sus siglas en inglés) para facilitar un mayor acceso a los datos clínicos y garantizar que sean compartidos de forma segura para fines de investigación.

La nueva ley europea permitirá a los ciudadanos acceder a sus datos sanitarios, incluyendo el historial médico, recetas electrónicas, imágenes médicas y resultados del laboratorio, así como a los profesionales de la salud, pero solo para cuestiones relativas al tratamiento de sus pacientes.

“La nueva ley acordada hoy permitirá a los pacientes acceder a sus datos de salud en cualquier lugar de la UE, al mismo tiempo que proporcionará a la investigación científica por importantes razones de interés público una gran cantidad de datos seguros que beneficiarán enormemente el desarrollo de políticas sanitarias”, dijo el ministro belga de Salud Pública, Frank Vandenbroucke, cuyo país ostenta este semestre la presidencia del Consejo de la UE.

Las nuevas normas pretenden hacer posible que un turista español recoja una receta en una farmacia alemana, o que los médicos accedan a la información sanitaria de un paciente belga sometido a tratamiento en Italia, ejemplificó el Consejo de la UE en un comunicado.

“El Espacio Europeo de Datos Sanitarios es un momento decisivo para la salud en Europa y para la atención que reciben nuestros ciudadanos”, destacó la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides, al asegurar que “será uno de los ejemplos más sólidos y emblemáticos de lo que podemos lograr cuando nos unimos”.

 

 Acceso, investigación e interoperabilidad

La futura normativa garantizará un acceso más rápido y sencillo a los datos sanitarios electrónicos, independientemente de si se encuentran en su país de origen o en otro Estado miembro, así como un mayor control sobre cómo se utilizan esos datos.

Los países de la UE deberán crear una  autoridad sanitaria digital para implementar las nuevas disposiciones.

El Espacio Europeo de Datos Sanitarios proporcionará a investigadores y responsables políticos acceso a tipos específicos de datos sanitarios seguros, permitiéndoles aprovechar el enorme potencial que ofrecen los datos sanitarios de la UE para fundamentar la investigación científica en interés público.

Actualmente, el nivel de digitalización de los datos sanitarios en la UE varía de un Estado miembro a otro, lo que hace más difícil compartir datos a través de las fronteras de los Estados miembros.

Por esa razón, el reglamento propuesto exige que todos los sistemas de historias clínicas electrónicas cumplan con las especificaciones del formato europeo de intercambio de historias clínicas electrónicas, garantizando que sean interoperables a nivel de la UE.

 

Otros elementos clave

La normativa contempla que los Estados miembros pueden permitir que los pacientes opten por no participar en el uso de sus datos de salud a los que se accede, ya sea por parte de un profesional sanitario o para un uso posterior, excepto para fines de interés público, formulación de políticas, estadísticas y fines de investigación en interés público.

Si los pacientes optan por restringir la información, los profesionales sanitarios sólo podrán acceder a datos de salud muy concretos en situaciones de vital interés.

Asimismo, los Estados miembros pueden implementar medidas más estrictas que regulen el acceso a ciertos tipos de datos sensibles, como datos genéticos, con fines de investigación.

Para reducir la carga administrativa, los Estados miembros pueden establecer titulares de datos de confianza que puedan procesar de forma segura las solicitudes de acceso a datos de salud.

Y, por último, si los investigadores informan a los organismos de acceso a datos de salud sobre hallazgos que pueden afectar la salud de un paciente cuyos datos se utilizaron en la investigación científica, esta información se le hará llegar al afectado.EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *