Más

Suscribirse

Redes Sociales

La UE aborda el lunes su apoyo a Ucrania y adoptar más sanciones a Irán

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) centrarán su consejo de mañana en el respaldo a Ucrania para que se defienda de la agresión de Rusia, y en la situación en Irán a raíz de la represión de las protestas por la muerte de la joven Masha Amini y el apoyo militar que está dando a Moscú, razones por las que ampliarán las sanciones contra ese país.

Los ministros prevén hablar por videoconferencia con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba, y a continuación debatirán acontecimientos recientes como los bombardeos que lleva a cabo Rusia contra ciudadanos e infraestructura civil.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, informará a los ministros de su visita al centro de formación de efectivos ucranianos en Brzeg (Polonia), en el marco de la nueva misión de asistencia militar que la UE ha puesto en marcha en apoyo de Ucrania.

Igualmente, abordarán la ayuda para que Ucrania pueda resistir al invierno entre cortes de electricidad, cómo Rusia puede rendir cuentas por los crímenes cometidos durante la invasión y la posibilidad de imponer nuevas medidas restrictivas a Moscú.

La Comisión Europea y Borrell han puesto sobe la mesa un noveno paquete de sanciones contra Rusia que propone incluir a cerca de 200 personas y entidades más en la lista negra, así como cortar el acceso de Moscú a los drones con los que ataca infraestructura civil ucraniana, entre otras iniciativas.

Por el momento los Estados miembros están analizando técnicamente esas nuevas opciones aunque fuentes diplomáticas confiaron en que se pueda avanzar con rapidez para darles luz verde.

Por lo que respecta a Irán, los ministros mantendrán una discusión en profundidad y aprobarán unas conclusiones, además de respaldar un acuerdo político logrado ya por los embajadores para ampliar las listas de sancionados de ese país por vulnerar los derechos humanos y proporcionar armamento a Rusia.

Esta será la tercera vez que la UE sanciona a personas o entidades iraníes relacionadas con la represión de manifestantes o con la propia muerte de Amini, fallecida en septiembre bajo custodia policial tras haber sido arrestada por llevar supuestamente mal puesto el velo islámico.

La lista ya fue extendida el pasado 14 de noviembre, cuando la UE sancionó al ministro del Interior de Irán, Ahmad Vahidi, junto a otras 28 personalidades y tres entidades consideradas responsables de “graves violaciones de los derechos humanos” en el país.

Previamente, en una primera ronda de medidas restrictivas en ese contexto, la UE había sancionado a once ciudadanos iraníes y cuatro empresas.

En paralelo, se ampliará la lista de sancionados por ser considerados responsables de facilitar a Rusia armamento como los drones kamikaze empleados en Ucrania.

La primera ronda de sanciones contra Irán por dar ese respaldo a Rusia se acordó el pasado 20 de octubre.

Otro asunto sobre el que esperan tener un acuerdo político los ministros es la sostenibilidad financiera del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP), que al margen del presupuesto de la UE y dotado de aportaciones de los Estados miembros, está sirviendo para financiar armas que están enviando a Ucrania para que se defienda de la invasión rusa.

Su presupuesto está fijado en cerca de 5.700 millones de euros a precios corrientes para el periodo 2021-2027, pero solo para Ucrania se han gastado ya 3.100 millones.

Un alto funcionario europeo afirmó el viernes que el fondo podría ampliarse tanto a “corto” como a “largo” plazo.

Diversas fuentes diplomáticas apuntaron a un complemento de 2.000 millones de euros.

El consenso sobre la necesidad de ampliar el FEAP parece garantizado, aunque varias fuentes diplomáticas reconocieron que habrá que ver si Hungría se suma a esa decisión o provoca su retraso, visto que el país gobernado por Viktor Orbán ha bloqueado recientemente otras medidas como el paquete de 18.000 millones de euros de ayuda financiera a Ucrania para 2023, si se otorga basado en deuda conjunta.

Por otra parte, los ministros prevén aprobar el establecimiento de una nueva misión militar en Níger y abordar la posibilidad de enviar una misión civil a Moldavia bajo el marco de la Política Común de Seguridad y Defensa, a fin de incrementar la resiliencia de ese país que no contemplaría en ningún caso el envío de armas, apuntaron fuentes diplomáticas.

Antes de comenzar el Consejo, los ministros de Exteriores celebrarán su habitual reunión anual con sus homólogos de los países de la Asociación Oriental (Ucrania, Moldavia, Azerbaiyán, Armenia y Georgia).

Hablarán de cómo ese formato de cooperación entre la UE y esas exrepúblicas soviéticas puede contribuir a reforzar la estabilidad y la prosperidad de la región, y apoyar el avance del Estado de derecho y las reformas.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *