Más

Suscribirse

Redes Sociales

La sequía afecta a 553,645 familias y 25,000 hectáreas de cultivos en Bolivia

Pixabay: Peter H
Pixabay: Peter H

La sequía que se registra en Bolivia ha dejado hasta el momento 553,645 familias afectadas y dañó unas 25.000 hectáreas de cultivos en siete de los nueve departamentos de Bolivia, informaron las autoridades nacionales.

“Tenemos el registro de 553.645 familias afectadas y 3,745 comunidades de las alrededor de 20.000 con las que cuenta el territorio nacional”, dijo a los medios el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

Calvimontes precisó que son “124 municipios que se han declarado en desastre nacional” a causa de la sequía, de un total de 336 municipios y cinco Territorios Indígenas Originarios y Campesinos (TIOC) existentes en el país.

La falta de agua se registra en siete de las nueve regiones bolivianas, de las que sólo el departamento andino de Oruro ha declarado “desastre”, mientras que La Paz, Cochabamba y Chuquisaca se declararon en “emergencia”.

Calvimontes precisó que este fin de semana se conocerá la información oficial de expertos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) y de la estatal Universidad Mayor de San Simón (UMSS) sobre la factibilidad de realizar un “bombardeo de nubes” para que llueva.

La sequía también ha dejado hasta el momento 25.143 hectáreas de cultivos dañados y la afectación al ganado alcanza los 163.000 animales, indicó por su parte el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales.

Según Gonzales, se prevé que la superficie no suba mucho más, ya que no es época de siembra en las zonas afectadas, si bien advirtió de que si no hay lluvias, “está en riesgo la campaña de verano”, que es la principal en la región occidental del país.

El viceministro Calvimontes explicó que en este momento el país sufre la “interposición” de fenómenos climáticos que pueden traer “complicaciones”, como la sequía en algunas zonas, tornados y vientos fuertes en otras y ahora también las lluvias en otras regiones, con la consecuente crecida de ríos e inundaciones.

Los recursos para atender las emergencias por desastres naturales, afectaciones por la sequía y la reconstrucción de caminos en centros productivos afectados por las inundaciones en 2022 ascienden a 182,8 millones de bolivianos equivalentes a unos 26,2 millones de dólares, agregó.

La semana pasada, la organización Save the Children señaló que la sequía que se vive en Bolivia está poniendo en riesgo los cultivos como la papa, y varias familias en el altiplano boliviano están preocupadas porque están al “borde de pasar hambre”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *