Más

Suscribirse

Redes Sociales

La respuesta solidaria de España a la crisis de Ucrania: 201.000 refugiados acogidos

EFE
EFE

La solidaridad de España ha significado acoger a más de 201.000 ucranianos que han huido de su país desde que comenzó la invasión rusa, hace ahora dos años, sobre todo mujeres (el 61,2 %) y menores de edad (31,37 %).

De ellos, casi todos (199.081) cuentan con protección temporal, un mecanismo de la Unión Europea (UE) creado en 2001, pero que no se había activado hasta ahora y que permite de forma inmediata residir, trabajar, recibir asistencia médica y estudiar durante un año -prorrogable hasta tres- sin necesidad de pedir asilo.

Unos datos que son fruto de una respuesta “ejemplar”, que coloca a España como el quinto país de la UE que más ucranianos ha acogido en esta crisis, según señala en una entrevista con EFE la secretaria de Estado de Migraciones (viceministra), Pilar Cancela.

Una reacción “con empatía y capacidad de país” que, según esta responsable, es una “seña de identidad de España”: “Se nos conoce en el mundo por ser un país tremendamente solidario”, asegura.

 

Mujer de 31 años con estudios superiores

El perfil medio de los desplazados por esta guerra que llegan a España es el de una mujer (61,2 % de los casos) de 31 años y con estudios superiores (el 60 %).

Después de ellas, los menores de 18 años son los que engrosan la lista de solicitantes de protección en España (el 31,37 % del total).

Entidades como Acnur alertaron del riesgo de trata de personas que esto suponía, pero la secretaria de Estado indica que no se ha detectado una incidencia significativa. 

 

20.500 ucranianos trabajan, 29.500 menores escolarizados

Cancela destaca los esfuerzos, no solo de todas las administraciones públicas, también de la sociedad civil organizada, ONG y el sector privado para dar una primera atención humanitaria a los desplazados, pero también para lograr su “inclusión” social.

Esto se puede observar en el número de refugiados que se encuentran trabajando: 20.500 (el 53 % son mujeres), en sectores como la hostelería, la construcción y el comercio; y de niños escolarizados: 29.500.

“Y es destacable que eso se hizo en un periodo récord”, resalta al recordar las primeras semanas de esta crisis, cuando llegaban a España más 8.000 ucranianos al día.

Hoy el ritmo es “mucho menor” y se estima que arriban unas 500 personas a causa del conflicto cada semana.

Es muy difícil saber, sin embargo, el número de personas que retornaron a Ucrania en estos dos años, ya que el Ministerio de Migraciones solo conoce que se han producido 3.184 ceses de protección temporal.

Según datos oficiales, en los tres primeros trimestres de 2023 abandonaron España 5.500 ucranianos, pero esto incluye refugiados de esta crisis y personas que ya residían antes de la invasión rusa.

En cuanto a la inversión de España para asumir esta acogida, en 2022 se dotó crédito extraordinario de 1.200 millones de euros (1.300 millones de dólares), y se han solicitado alrededor de 287 millones de euros de fondos europeos (310 millones de dólares).

 

“No hay inmigrantes de primera y de segunda en España”

En el balance de estos dos años, la responsable asegura que la respuesta que ha dado España a la crisis migratoria de Ucrania es “exactamente la misma” que la que se da a las demás, como la que se vive hoy en día en las islas atlánticas de Canarias, adonde llegan miles de migrantes africanos.

Esta misma semana Unicef calificaba la gestión en el caso de Ucrania como la de “mayor dimensión, más rápida, más completa, más solidaria y más coordinada” que había efectuado España hasta la fecha, pero pedía que esto mismo se extendiera a los niños de otros países.

Preguntada por estas diferencias, Cancela opina que “la mirada no es esa” y que no hay que verlo “desde el punto de vista de diferenciación por la procedencia”.

En el caso de Ucrania, explica, se trata de una respuesta “específica” y “conjunta” de toda la UE a un conflicto bélico que ha causado “una crisis humanitaria brutal”, por lo que los procedimientos son distintos, pero el trato que se da a las personas no. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *