Más

Suscribirse

Redes Sociales

La respiración política se agita

EFE/ Sáshenka Gutiérrez
EFE/ Sáshenka Gutiérrez

Vivimos una época de la información digital, donde la intención del voto se está peleando en el mundo de las redes. Aquellos días donde los abanderados gastaban suela de caminos y senderos, casa por casa, quedaron atrás para muchos candidatos.

Llamar al Presidente antidemocrático o que coarta la información o la manipula, es una falsedad completa y real, porque vaya que es multiatacado, en ocasiones denostado y calumniado, por aquellos intereses que no solo lo quieren callar, sino también regresar y recargarse en el báculo del poder y el abuso, como otrora sucedía.

Las redes sociales salpican: Adiós programas sociales. Adiós apoyos a los adultos mayores. Otra vez con la limosna social que representaba antes una bolsa de leche para los más necesitados.

Hoy, estas redes se basan en contratar compañías donde día y noche muchos chicos y chicas se dedican a escribir mal del Presidente y tratar de callar a los medios que sí reportan correctamente. Un ejemplo es el Ángel Metropolitano, que es un medio independiente, sin línea de nadie y que desde hace 7 años busca informar a los ciudadanos del acontecer de México y aportar un granito de educación y cultura.

En este medio hemos señalado muchas veces los errores de infinidad de funcionarios de todas las administraciones –incluyendo la actual– y de todos los partidos, pero es increíble cómo en algunas redes sociales se dejan llevar únicamente por el número de algoritmos en un tema sin previo análisis.

Es relativamente fácil contratar ese tipo de empresas y crear cortinas de humo temporales en beneficio del que las contrata y perjuicio del que pongan en la mira, como nosotros, quienes con el argumento de muchísimas quejas por “incitar al odio”, nos habían suspendido nuestras cuentas en redes sociales.

Será un proceso global –no solo en México– donde la gente debe estar informada y no dejarse influir por manipulaciones de medios y estas empresas que en nuestro país deben ser supervisadas por la autoridad, que no permitirá manipular el verdadero sentido de la información.

En el Ángel Metropolitano trabajan compañeros comprometidos con la información y somos más amigos de la verdad que de cualquier tema personal o de algunos partidos políticos.

En contraste, existe canales de “información”, como el de cierto expublicista de priístas, que sin ton ni son insulta al mandatario mexicano una y otra vez, y no se diga sus “invitados” y “colaboradores”, quienes lo menos que hacen es mentársela al tabasqueño. Pero ahí siguen sus cuentas en redes sociales, sin que nada pase.

No es fácil esconder que la candidata que realmente promueve el odio y la separación es la abanderada de la coalición que, de ser una autollamada vendedora de gelatinas, hoy es empresaria modelo.

Claro, debería explicar cómo manejó el presupuesto de pueblos indígenas, con el presidente Fox, o los dudosos resultados que presumiblemente dejó en la entonces delegación Miguel Hidalgo.

La lista de explicaciones sería larga, pero sus propuestas hoy son totalmente inoperantes, como lo del cierre de las refinerías. Y los obreros, ¿a dónde? Y el combustible, ¿de dónde? Porque México tardará muchos años en ser un país eléctrico. Antes, necesita mayores inversiones en educación, seguridad, agricultura y, sobre todo, agua.

Menciona que sí dejará los programas del presidente López Obrador en el hipotético caso de triunfar en las urnas, ¿será?, ¡no lo creo!

En una familia hay de todo, normalmente, pero es muy difícil pensar qué enseñaron en casa para tener una hermana secuestradora.

Mencionan algunos de los cercanos a la panista que la aspirante ya se creyó que por sus méritos es la candidata y ganadora. Eso, me parece, solo lo dirá el tiempo.

Pero al ser así, como es nuestro México, dejó de ser un país que se puede hipotecar a la oligarquía y que dejó de ser una nación de corruptos, y aun así esta administración deberá de rendir cuentas, pero sobre todo los funcionarios responsables de eso.

La próxima Presidenta tendrá que hacer su primer acto de gobierno, que es corregir lo que se hizo mal, castigar a los que abusaron, y de frente, dar un manotazo, porque el hecho de ser mujer no implica ser menos capaz.

Y vaya que hay gente capaz en la administración pública, como la nueva directora del ISSSTE, muchos subsecretarios, la titular de Gobernación, funcionarios del gobierno capitalino y en muchos estados.

Es un oficio noble de vocación que se debe valorar. La política no debe ser un debate celestial de inalcanzables; al contrario, debe ser de acuerdos en beneficio del pueblo y para el pueblo.

El Presidente tiene una aprobación que le duele mucho a la oposición. Con esto no queremos decir que en la coalición todos sean malos candidatos, aunque mucha gente usa el nombre de AMLO para lavarse las manos, como el ahora exdiputado violador preso y algunos servidores públicos en Nayarit.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *