Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Policía de Nicaragua libera a un sacerdote que estaba bajo investigación hace 4 meses

Foto: X (Antes Twitter)
Foto: X (Antes Twitter)

El sacerdote nicaragüense Leonardo Guevara Gutiérrez, quien estaba bajo investigación desde hace casi 5 meses por “asuntos administrativos” de la disuelta Cáritas Diocesana de Estelí, norte de Nicaragua, fue liberado por las autoridades, informó el párroco Erick Ramírez.

Guevara Gutiérrez, vicario de la catedral de Estelí, fue sacado por agentes policiales del templo el 22 de mayo pasado y trasladado a “una de las casas de formación” de la Iglesia católica, en Managua, donde estuvo a la espera de que la Policía Nacional completara un proceso de “investigación sobre asuntos administrativos de la extinta Cáritas Diocesana de Estelí”, según informó en su momento esa diócesis.

“Debo decir algo que a lo mejor no lo saben, y a nuestra Madre Santísima y a nuestra Señora del Rosario le doy gracias: el padre Leonardo Guevara, (que) tenía más de cuatro meses de estar en el seminario, ha sido devuelto” a sus labores pastorales, dijo durante una misa el sacerdote Ramírez, de la parroquia Cristo Rey, en el municipio de Tepalneca, diócesis de Estelí.

El sacerdote liberado se encontraba bajo custodia de la Policía Nacional en uno de los seminarios que tiene la Conferencia Episcopal de Nicaragua en Managua.

“A partir del próximo sábado (el padre Guevara) estará haciendo sus servicios en catedral (de Estelí), donde estaba. (Las autoridades) se lo entregaron a un padre. Viene con espíritu también de obediencia a la iglesia”, agregó.

El religioso dijo que otros dos de los tres sacerdotes arrestados en los últimos días también fueron trasladados bajo custodia a ese mismo seminario, donde “están bien”.

Se trata de los sacerdotes José Iván Centeno y Julio Ricardo Norori, que fueron detenidos por la Policía Nacional, en medio de tensiones entre el Gobierno del presidente Daniel Ortega y la Iglesia católica.

Tanto el sacerdote liberado, como los dos que están ahora bajo investigación, pertenecen a la diócesis de Estelí, cuyo administrador apostólico es el obispo Rolando José Álvarez Lagos, condenado en febrero pasado a 26 años y 4 meses de prisión por delitos considerados traición a la patria.

Las relaciones del Gobierno de Ortega y la Iglesia católica están marcadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, la prohibición de actividades religiosas y la suspensión de sus relaciones diplomáticas.

El papa Francisco tildó de “dictadura grosera” al Gobierno sandinista en una entrevista con Infobae, señalando “un desequilibrio de la persona que dirige” ese país. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *