Más

Suscribirse

Redes Sociales

La periodista María Teresa Montaño gana el premio del CPJ a la libertad de prensa

Foto: X
Foto: X

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) otorgó este jueves el Premio internacional por la libertad de prensa a María Teresa Montaño, en una ceremonia en Nueva York en la que tanto presentadores como premiados recordaron en sus discursos a los periodistas que cubren el conflicto entre Israel y Hamás.

El conductor del evento, Omar Jiménez, de la cadena CNN, abrió la gala haciendo referencia a los periodistas asesinados desde el 7 de octubre en Gaza, e hizo hincapié en los corresponsales que aún cubren la guerra “en condiciones lamentables”, sin apenas suministros y entre bombas.

“A pesar de la situación, los periodistas se quedan allí porque saben que ellos son la única vía que existe para saber lo que está pasando en el mundo”, expresó con contundencia.

Montaño fue premiada junto a otros tres colegas de profesión: Nika Gvaramia, de Georgia; Shahina K.K., de India; y Ferdinand Ayité, originario de Togo.

Algunos galardonados mencionaron en sus discursos a los profesionales que informan desde Gaza y a las víctimas civiles del conflicto: Ayité homenajeó a los periodistas asesinados en la guerra, y María Teresa Montaño recordó a sus familias.

Por su parte, el corresponsal georgiano Nika Gvaramia recordó a los fallecidos en la guerra en Ucrania y exclamó “Slava Ukraini” (gloria a Ucrania) en un grito que arrancó aplausos del público.

Además, Omar Jiménez hizo referencia al periodista de The Wall Street Journal Evan Gershkovich, encarcelado en Rusia desde el pasado marzo, y pidió un aplauso para sus padres, que se encontraban entre el público.

Montaño, una luchadora incansable contra la corrupción, fundadora y editora de la web de ‘fact-checking’ The Observer, recogió el premio entre los aplausos del público, y en su discurso se definió como “una desviación del sistema”.

“Soy una desviación del sistema, una grieta en el muro. Así es como he hecho periodismo: rompiendo el muro y haciendo grietas”, declaró.

En su discurso, la periodista recordó con la voz entrecortada el día en que tres hombres la secuestraron a punta de pistola y le robaron unos documentos que demostraban que el Gobierno de México había ofrecido 40 contratos millonarios a, al menos, 15 empresas fachada.

Además, Montaño fue despedida del Heraldo de México en 2020 por “presiones gubernamentales”: “La editora me decía que el jefe de prensa del Gobierno hablaba con ella y se quejaba de mí, porque pedía transparencia”, aseguró en una entrevista con EFE.

A pesar del secuestro, Montaño sigue dedicándose al periodismo de investigación: “Cuando pasó, pensé ‘hasta aquí’, y me dije que tenía que cambiar de trabajo. Pero, al final, esto es mi vocación”, explicó.

“Me siento muy honrada por todo lo que significa este premio, porque la libertad de expresión es una condición necesaria para el periodismo”, aseguró en la entrevista. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *