Más

Suscribirse

Redes Sociales

La opositora cubana Berta Soler denuncia nuevo arresto de Damas de Blanco

La líder del movimiento opositor cubano Damas de Blanco, Berta Soler, y su esposo, el expreso político y activista Ángel Moya, denunciaron su arresto de la víspera y el de varias integrantes del colectivo femenino en la provincia de Matanzas (oeste).

Soler relató en Facebook que mujeres policías vestidas de civil la detuvieron junto a Moya al mediodía de este domingo cuando salían de la sede de las Damas de Blanco, en La Habana.

Asimismo subrayó que se trata del domingo 59 en el que se practican detenciones de integrantes del colectivo desde que en enero de 2022 decidieron volver a salir a marchar -luego de una pausa por la pandemia- para reclamar la excarcelación de los detenidos por razones políticas en Cuba.

Soler y Moya fueron conducidos por separado a dos comisarías y en su caso, dijo la líder de Las Damas de Blanco, fue advertida por alguien que se identificó como fiscal militar que sería procesada si no se presentaba a una citación de ese órgano tras no haber acudido a la que tenía el pasado 7 de septiembre, según ella refirió, “por problemas personales”.

La disidente reseñó que se le comunicó que era detenida los domingos por su “mala conducta social y desorden público” y se le recordó que “debe una cantidad significativa de multas” sin pagar, por lo que puede ser procesada.

Además señaló que antes de ser liberada en horas de esta mañana le fue impuesta una nueva multa de 30 pesos cubanos (equivalentes a 1,25 dólares con el cambio oficial).

Soler también denunció el arresto por unas horas en la localidad de Perico (Matanzas) de sus compañeras del colectivo Caridad Burunate, Asunción Carrillo, Maritza Acosta y Sonia Álvarez, ésta última liberada con una multa de 150.00 pesos cubanos (equivalentes a 6,25 dólares).

El movimiento de las Damas de Blanco surgió en 2003 por iniciativa de un grupo de mujeres familiares de los 75 disidentes y periodistas independientes que fueron condenados a elevadas penas de cárcel durante el período de represión conocido como la “primavera negra”.

A partir de entonces, este movimiento femenino integrado por esposas, madres y familiares de los condenados se identificó por ir siempre vestidas de blanco y realizar marchas dominicales tras asistir a misa en una iglesia católica.

En 2005, las Damas de Blanco recibieron el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *